Gestión y control de materias primas

Los piensos Pavo contienen ingredientes cuidadosamente seleccionados. Su proceso de selección es muy estricto y son sometidos, de manera rutinaria, a controles de calidad para garantizar el resultado final de los alimentos.

Contamos en nuestras instalaciones con personal altamente cualificado y experto, en las distintas áreas y técnicas, que analizan todas las materias primas a su llegada. Si no consiguen superar el control de calidad son devueltas a los proveedores.

El laboratorio está equipado con la más alta tecnología. Los equipos de espectroscopia en infrarrojo cercano (NIR) nos permiten conocer, prácticamente al instante, el valor de los nutrientes de las materias primas, por ejemplo proteína, grasa, fibra, almidón, azúcares, ADF, NDF y cenizas. Además son sometidas a análisis organolépticos, análisis de micotoxinas (aflatoxinas totales, vomitoxina, T2, zearalenona, fumonisina), análisis microbiológicos (bacterias y hongos), pesticidas,  plaguicidas, metales pesados y otras sustancias indeseables, para garantizar la calidad de los ingredientes y minimizar los posibles riesgos.

 

Con toda la información analítica generada se alimentan y actualizan las bases de datos internas, que van a ser las que nos permiten gestionar esta información de manera rápida y flexible, y así poder garantizar que se corresponde con el valor esperado.

Pavo no utiliza ningún ingrediente que se encuentre en la lista de sustancias dopantes de la FEI.

Pavo approved!