Control producto acabado

Los productos de Pavo, antes de ser comercializados, están sometidos a estrictos controles de calidad mediante análisis químicos, microbiológicos, organolépticos y NIR.

Con toda la información analítica generada  cotejamos que los componentes analíticos (proteína, grasa, fibra, cenizas, azúcares, almidón, calcio, fósforo, sodio, potasio  y magnesio) y los niveles de vitaminas y oligoelementos se correspondan con los valores definidos por los nutricionistas y formuladores, que se reflejan en el envase del producto. Si un producto no cumpliese con estos requerimientos, no sería comercializado y puesto en el mercado.

Todos los productos  Pavo van debidamente  identificados con el número de lote, gracias al cual podemos conocer tanto el origen de los ingredientes, como su fecha de fabricación y ensacado. Es decir desde el origen hasta su consumo por los caballos. Esto es la Trazabilidad.

Esta información está informatizada y almacenada en nuestra base de datos a la que podremos acudir en caso de requerir cualquier tipo de información de un producto.

Pavo approved!