15 Febrero 2022

Nutrición


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Los ácidos omega en la alimentación del caballo

El uso de aceites omega se ha normalizado en la alimentación del caballo, pero todavía existen muchas confusiones a la hora de elegir el más adecuado.

En el Blog de Pavo hablaremos de los tipos de ácidos grasos omegas que existen y de la importancia de sus proporciones en la dieta, para que sepas qué tipo de aceite usar dependiendo de tu alimento de base y de lo que quieras conseguir.

Agregar aceites a la dieta de un caballo tiene varias ventajas, pero no siempre es necesario y depende en gran medida de la alimentación de base que tenga el caballo.

Ciertos ácidos grasos ya pueden estar presentes en la dieta del caballo. La hierba fresca, por ejemplo, es rica en omega 3. El concentrado, a menudo, contiene suficiente omega 6, porque es el ácido graso más común en los cereales.

¿Son iguales todos los omegas?

Omega 3

Escasean en los alimentos consumidos habitualmente por el caballo, excepto en la hierba fresca, en donde es abundante. Cuando la hierba se seca para hacer heno, la mayor parte del omega 3 se pierde.

Funcionan como antioxidantes, tienen un buen efecto antiinflamatorio y aumentan la resistencia y la salud general del caballo.

Omega 6

Los dos ácidos grasos omega 6 más importantes tienen efectos sobre la inflamación muy diferentes.

  • LA (ácido linoleico)
    • Es un ácido graso proinflamatorio.
    • Los aceites vegetales como el de soja, girasol o maíz tienen niveles muy altos de este omega 6 con relación a los omega 3. Hablamos de una relación omega 3: omega 6 de 1:25
  • GLA (ácido gamma-linolénico)
    • No es común en aceites vegetales habituales.
    • Solo en aceite de Buglossoides arvensis y aceite de onagra, y en el aceite de pescado.
    • Muy buena fuente de omega 6 por tener efectos antiinflamatorios, por lo que se le conoce como “el omega 6 bueno”

La deficiencia de omegas se ve en la mala condición de la piel y el pelo, el bajo rendimiento, y la peor salud en general.

A la hora de suministrar aceites, también debemos de tener en cuenta que un caballo puede llegar a recibir demasiado omega 6 dependiendo del origen del aceite. Un exceso de aceites omega 6 (excepto el omega 6 GLA) puede tener un efecto proinflamatorio, que no es deseable.

Omega 9

Contribuye a un equilibrio hormonal saludable. Los caballos pueden producirlo ellos mismos a partir de otros omegas.

¿Por qué un aceite rico en omegas en el caballo?

Los omega 3 y omega 6 se consideran ácidos grasos esenciales, lo que significa que el caballo no puede producirlos por sí mismo, sino que su suministro depende de la dieta.

Estos ácidos grasos tienen varios beneficios para la salud del caballo:

  • Protegen los tejidos, células y órganos
  • Ayudan con la digestión
  • Mejoran la producción de hemoglobina
  • Favorecen la absorción de proteínas
  • Tienen un efecto antiinflamatorio
  • Ayudan en la defensa contra las infecciones
  • Ayudan en la musculación y la recuperación muscular
  • Contribuyen a tener la piel, el pelaje y los cascos sanos
  • Contribuyen a la producción de espermatozoides sanos, haciendo que los sementales sean más fértiles
  • Reducen el estrés de los potros en el destete

¿Qué aceite usar en el caso de alimentación de caballos? ¿Maíz, girasol, lino, colza, pescado, Buglossoides arvensis?

El tipo de aceite que necesita tu caballo depende de la actividad del caballo y del alimento base que recibe actualmente.

Un aceite “general” como el de maíz o girasol que contenga omega 3, 6 y 9 podría ser una buena opción, pero dependiendo de la dieta del caballo, puede ser más apropiado un aceite con un mayor porcentaje de omega 3 como el aceite de linaza (semillas de lino), el aceite de Buglossoides arvensis, el aceite de colza y el aceite de pescado. Una desventaja importante del aceite de pescado en caballos es que puede ser rechazado por su sabor.

Ejemplo:

Los caballos que reciben una gran cantidad de alimento concentrado y poca o ninguna hierba fresca pueden tener una deficiencia de omega 3. Y esto es lo que ocurre muy frecuentemente en caballos de deporte.

Las investigaciones han demostrado que alimentar a los caballos de deporte y competición con suplementos de omega 3 resulta positivo:

  • Niveles más bajos de colesterol
  • Frecuencia cardíaca más baja durante el ejercicio
  • Menor acidificación de los músculos
  • Mejor concentración

 

En general, se recomienda una proporción de omega 3, 6 y 9 igual a 2:1:1. 

El aceite de linaza es una alternativa perfecta que es alta en omega 3 y, por lo tanto, se puede utilizar para equilibrar las proporciones de los ácidos grasos cuando la alimentación de base ya sea rica en omega 6 o el caballo no consuma hierba fresca o consuma poca.

Si quieres saber más sobre este tema, escucha el programa que tenemos sobre omegas en nuestro podcast.

Si te ha gustado este artículo sobre los ácidos grasos omega, compártelo con los amigos a los que les pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

 

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Nutrición de la yegua gestante: repercusiones antes, durante y después del parto

La correcta alimentación de la yegua durante la gestación repercute no solo en el desarrollo normal del feto y del potro después del nacimiento, sino también en la lactación,...
Leer más >

Maíz en la alimentación del caballo: ¿bueno o malo?

Un día escuché: “Los caballos no deben de tomar maíz en grano porque no son gallinas”. Como teoría científica me parece malísima, pero es una frase...
Leer más >