03 Diciembre 2019

Salud


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Papera en el caballo, adenitis equina o gurma

Esta enfermedad del caballo se denomina papera porque uno de sus síntomas es la hinchazón de la garganta y la mandíbula de modo similar a lo que ocurre en las paperas de personas, aunque el origen es completamente distinto.

Mientras que en humana se ven afectadas las glándulas salivares y el causante es un virus; la culpa de las paperas equinas la tiene el Streptococcus equi, y afecta a los ganglios. Por eso también se denomina adenitis (inflamación de los ganglios linfáticos).

En el Blog de Pavo hablaremos de esta enfermedad altamente contagiosa, para que sepas actuar rápidamente en caso de un brote.

Cómo se contagia la adenitis equina

Se transmite por contacto directo entre caballos, pero también de modo indirecto por material contaminado como bebederos, comederos, cercados, en los boxes o, simplemente, por gente que previamente ha tocado a un caballo enfermo. También se propaga por las moscas.

Es tan sumamente contagiosa que se estima que el 90 % de los caballos se ven afectados cuando hay un brote.

Los propietarios suelen aislar a los caballos enfermos, pero hay caballos aparentemente sanos que también diseminan la enfermedad, bien porque todavía están en el periodo de incubación, bien porque aún siguen eliminado bacterias durante 6 semanas tras la cura, o porque se han vuelto portadores tras la enfermedad.

Estos últimos son los que más frecuentemente originan brotes al ser introducidos en una ganadería nueva o al asistir a un concurso, ya que resultan ser los menos sospechosos.

Síntomas de la papera equina

Comienza con pérdida de apetito debido a la fiebre. A medida que los ganglios linfáticos de la garganta se van inflamando comienza la dificultad al deglutir. Los ganglios crecen tanto que son fácilmente visibles sin necesidad de palparlos, e incluso revientan, drenando el pus al exterior.

En otras ocasiones, debido a este aumento de tamaño se estrechan las vías respiratorias y hay dificultad respiratoria. Por este síntoma, en otros países, se denomina “estrangulamiento”.

Hay secreción nasal, que comienza blanquecina para evolucionar a una espesa secreción amarilla y tos.

En las formas más graves, pero menos frecuentes (“paperas bastardas”), la infección se disemina a ganglios del tórax o abdomen y el caballo tiene fiebres intermitentes y adelgaza. Si se rompen los ganglios, se produce una septicemia que puede acabar con la vida del caballo.

La púrpura hemorrágica es otra complicación de las paperas. Hay una reacción entre anticuerpos del caballo y los antígenos del estreptococo, que produce una inflamación en los capilares que, a su vez, evoluciona a pequeñas hemorragias puntiformes observables en las mucosas. Las hemorragias producen edemas en la cabeza, extremidades y otras partes del cuerpo de los caballos afectados por paperas y que sufren complicaciones.

Los edemas son hinchazones de causa no infecciosa, por retención de fluidos. A diferencia de las inflamaciones, la superficie no está caliente y si presionamos un tiempo con un dedo, el hundimiento que provocamos permanece un tiempo después de dejar de presionar.

Tratamiento de las paperas del caballo

Los caballos fuertes y con buenas defensas pueden sufrir la enfermedad en su modo más leve y, vigilados intensamente por el veterinario por si se agravan, pueden superarla sin necesidad de tratamiento. Son caballos que siguen comiendo, bebiendo y no están doloridos.

Pero, la mayoría necesitarán tratamiento veterinario para controlar la fiebre, la hinchazón y la infección.

Debido a la dificultad de la deglución y a la falta de apetito se debe de suministrar al caballo comida blanda y apetitosa.

No estaría de más aportar algún suplemento que refuerce las defensas y ayude en la lucha contra el estreptococo.


La mayoría de los caballos con paperas necesitarán tratamiento veterinario

Prevención de la papera equina

Aunque existen vacunas contra las paperas, no entran en los planes de vacunación actuales de los caballos.

La prevención se basa en:

  • El aislamiento de los caballos afectados hasta 6 semanas tras la recuperación, ya que durante ese tiempo pueden seguir excretando S. equi por nariz y saliva
  • La desinfección de cuadras y utensilios. La bacteria puede sobrevivir en condiciones óptimas durante 4-8 semanas, pero se destruye fácilmente por calor o con desinfectantes
  • Quemar las camas
  • Higiene exhaustiva de las personas que atienden a los caballos enfermos (cambios de ropa y de botas, lavados con jabones de desinfección especiales, etc.)
  • Establecer métodos de control efectivo de las moscas
  • Detener el pastoreo en la zona durante al menos 4 semanas. La bacteria es destruida por la radiación ultravioleta del sol y la desecación ambiental, pero esto lleva un tiempo

Detener un brote de papera equina es complicado, así que tener un animal bien alimentado y con las defensas altas es fundamental para que su propio sistema inmune actúe con la ayuda de la medicación más adecuada recetada por el veterinario.

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre salud equina con el hashtag #SaludconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

***

Si te ha gustado este artículo sobre las paperas del caballo, compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Alain04-12-2019 10:15:53
¿Cual es la medicación más adecuada recetada por un veterinario? No se encuentra. Es un virus, así que no puede ser antibióticas...
Equipo piensos Pavo04-12-2019 10:38:06
Como se comenta en el post, el origen de la papera equina es el Streptococcus equi, que no es un virus, es una bacteria, y sí puede tratarse con antibióticos en el caso de que el veterinario lo considere oportuno, pues como ya sabemos los antibióticos deben de usarse solo en caso necesario.

De todos modos, aunque se tratase de un virus y los antibióticos en ese caso no funcionan, no significa que el caballo no pueda recibir medicación para la fiebre (antipiréticos); para el dolor (análegesicos) pues los ganglios afectados duelen mucho, sobre todo antes de reventar; incluso fluidoterapia(suero) porque algunos caballos no beben por el dolor y la fiebre; etc.

Por eso debe de valorarlo el veterinario SIEMPRE, porque no solo se trata de que cure, sino del bienestar del animal evitando dolor o sufrimiento innecesario.

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Fisioterapia equina: tipos de tratamientos y beneficios

La fisioterapia está consolidada como tratamiento de lesiones musculoesqueléticas en medicina humana desde hace bastante tiempo, pero en caballos parece que es ahora cuando se le da la importancia...
Leer más >

Uveítis recurrente: principal causa de ceguera en caballos

La uveítis recurrente o mal de la luna es la causa más frecuente de pérdida de visión total o parcial en los caballos. En el blog de Pavo hablaremos de la uveítis...
Leer más >