16 Febrero 2021

Nutrición


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Qué hacer cuando la yegua produce poca leche

Sabemos lo delicados que son los potros los primeros días de vida, y lo importante que es que tomen el calostro y la leche en cantidad suficiente para que crezcan sanos.

En el Blog de Pavo hablaremos sobre cómo saber si la yegua produce poca leche, cómo actuar en tal caso y cómo prevenir para reducir todo lo posible su incidencia.

Cómo saber si una yegua produce poca leche

Si la madre produce poca leche, lo sabremos por el comportamiento del potro.

En condiciones normales un potro de pocos días mama hasta saciarse y después se tumba a descansar. Cuando la madre no produce suficiente leche, el potro alarga los periodos en los que mama, parece intranquilo y la fase de descanso desaparece.

Podemos medir el tiempo que mama, y si lo hace más de 30 minutos, debemos de comenzar a sospechar que no toma suficiente leche.

Causas de la reducción de la producción de leche en yeguas

1. La yegua está enferma

Tanto si la enfermedad está localizada en la ubre como si es de otro origen, hará que no produzca leche en cantidad suficiente. Debes de llamar al veterinario para que establezca el tratamiento adecuado para la madre, así como para que valore el estado del potro y si también necesita tratamiento.

2. La yegua está mal alimentada:

3. Poco estímulo de succión

La succión del potro estimula la producción de leche materna. En este caso debe de dejarse al potro mamar y después suplementar con leche maternizada en biberón, pero en poca cantidad y nunca hasta que sacie. Con esto conseguimos que el potro quiera volver a mamar al poco tiempo y siga estimulando a la madre. Llegará el momento en que la producción normalice.

Requiere de mucha habilidad por parte de la persona que cuida a los animales, para saber equilibrar el no quedarse corto con la cantidad de leche necesaria ni tampoco pasarse y que el potro no quiera mamar. Si no mama, la yegua no se estimula y aparece un círculo vicioso que termina haciendo que tengas que alimentar al potro con leche maternizada solamente.

4. La madre produce poca leche por circunstancias desconocidas

El porcentaje de veces que esto sucede es mínimo. Si tu yegua produce poca leche, replantéate las tres causas anteriores y corrígelas. Si, a pesar de todo, la yegua produce poca leche, deberás suplementar con leche maternizada para potros durante los primeros meses de vida.

¿Cómo suministrar esa leche complementaria?

Hacerlo en biberón y no en cubo

La mecánica para beber es diferente en biberón que en cubo. La succión en biberón es más parecida al acto de mamar, y si no queremos que deje de hacerlo es mejor mantenerlo a biberón.

Cuidado con las neumonías por aspiración

Tanto al dar biberón como si usamos un cubo hay que tener cuidado con las neumonías por aspiración, es decir, aquellas neumonías provocadas porque el potro aspiró leche y le entró al pulmón.

Esto sucede si levantamos demasiado la cabeza del potro. Cuando levantamos demasiado la cabeza, el potro no puede deglutir y la leche se va la tráquea en lugar de al esófago. Haz la prueba en ti mismo, echa tu cabeza hacia atrás e intenta tragar. Si tuvieses líquido en la boca, te hubieses atragantado.

Otra causa es llenar demasiado el cubo las primeras veces, ya que al no saber beber meten la cabeza hasta el fondo y aspiran la leche por la nariz. Debes de poner pocos centímetros de leche al principio para que toque el fondo sin llegar a que le pueda entrar leche en los ollares. Poca leche y el cubo un poco inclinado es la solución para las primeras tomas, hasta que aprende a beber.

¿Se puede dar leche de vaca o cabra a estos potros?

Estos dos tipos de leche tienen una composición diferente a la leche de yegua y por lo tanto no son recomendables, y además resultan más caras que la leche maternizada para potros

Se usaban cuando no se fabricaba leche maternizada de yegua y, por lo tanto, no había una alternativa mejor. Hoy en día existen en el mercado numerosas leches maternizadas para potros que tienen todas las garantías si se usan apropiadamente, es decir:

  • Respetando el número de tomas y las cantidades que recomienda el fabricante.
  • Respetando las recomendaciones de reconstrucción en agua, en cuanto a temperaturas y dilución. Suministrar más cantidad de polvo en agua de la recomendada no alimentará más, solo servirá para sobrecargar el digestivo del potro.
  • Realizando la limpieza e higiene adecuada del material. Muchas diarreas ocurren por el desarrollo de bacterias en biberones sucios. Tras cada toma hay que lavar el biberón o el cubo con agua y jabón.

Si te ha gustado este artículo sobre cómo hacer cuando la yegua da poca leche, compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre alimentación equina con el hashtag #NutriciónconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

***

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Sistema de estrellas de Pavo para calcular el tipo de pienso que necesita el caballo de deporte

Tienes dos caballos concursando, uno en sociales y otro en GP, ¿les darías el mismo pienso? En el Blog de Pavo hablaremos del sistema de estrellas para que puedas calcular fácilmente...
Leer más >

Alimentar a los caballos con aceites, ¿es bueno?

Las grasas vegetales (aceites) están en la alimentación del caballo de forma natural en pequeñas cantidades en forrajes y granos. Son diglicéridos, triglicéridos, esteroles,...
Leer más >