30 Noviembre 2021

Nutrición


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Suplementación del caballo para mantener unas articulaciones sanas

La pregunta “¿qué suplemento me recomiendas para mi caballo?”, tiene una respuesta que no es sencilla, ya que lo más importante a la hora de elegir un suplemento es detectar la deficiencia real en el aporte de un nutriente o el incremento en sus necesidades.

En el Blog de Pavo hablaremos de los factores que influyen en el aumento de las necesidades de nutrientes especiales a nivel de articulaciones para puedas valorar si necesitas, o no, usar suplementos articulares en la alimentación de tu caballo.

Un caballo sano, bien alimentado y que realiza un ejercicio moderado no requiere suplementos, ya que la alimentación correcta con un pienso y un forraje de calidad aporta todo lo necesario. Pero en ocasiones especiales los requerimientos en determinados nutrientes aumentan y es entonces cuando precisamos añadirlos mediante suplementos nutricionales.

Tienes más información sobre esto en el post del blog Suplementos en la alimentación del caballo: ¿cuándo y por qué son necesarios?.  Hoy nos centraremos en esas necesidades incrementadas a nivel de las articulaciones.

¿Qué factores crean exigencias máximas a nivel de las articulaciones?

Una articulación es la unión entre dos huesos o más para permitir que la fuerza ejercida por músculos y tendones se transforme en movimiento.

Para que el resultado sea óptimo todas las estructuras que la componen deben de ser fuertes, elásticas, flexibles y favorecer el mínimo rozamiento entre las superficies óseas que lo componen. En esta mínima fricción tienen importancia fundamental los cartílagos articulares y el líquido sinovial.

Una articulación sana, además de no doler, debe de permitir el máximo grado de flexión y extensión.

Otra función que cumplen las articulaciones, y que a veces olvidamos, es que dan estabilidad, junto con músculos, tendones y cápsula articular, a los huesos que las implican. Esto es de fundamental importancia en las batidas y las recepciones en los saltos (por razones obvias de las grandes fuerzas de presión a las que se ven sometidos), pero también en ejercicios de rotación o incurvación por las grandes fuerzas de torsión.

Tampoco debemos de olvidar el desgaste producido por ejercicios que son muy repetidos en el tiempo, aunque no sean fuertes en intensidad,

Todo esto, que ya de por sí es difícil de resolver en caballos en los que el crecimiento se ha estabilizado, se complica mucho más en potros en crecimiento o en caballos viejos.

En definitiva, una articulación sana es:

  • Flexible para permitir la máxima flexión y extensión
  • Elástica para aguantar fuerzas de presión y torsión sin quebrar
  • Con poca fricción entre sus cartílagos
  • Estable
  • Indolora

Todos los nutrientes que aportemos deberán ir encaminados a favorecer estas características.

¿Qué caballos se beneficiarían de un suplemento para articulaciones?

Si tenemos en cuenta los factores que generan las máximas exigencias a las articulaciones, podemos decir que los mayores beneficiados serán:

  • Caballos de deporte
  • Caballos jóvenes que comienzan el entrenamiento
  • Caballos mayores
  • Caballos con lesiones articulares para favorecer la recuperación.

Hay que tener en cuenta que un caballo con una lesión articular siempre debe de ser diagnosticado por un veterinario, que será el que prescriba el tratamiento de la lesión.

Ingredientes nutricionales que benefician la salud de las articulaciones del caballo

Estas grandes exigencias a nivel articular pueden terminar en procesos degenerativos (artrosis), procesos inflamatorios (artritis), o en ambos. Por lo tanto, estaría indicado suministrar suplementos articulares para prevenir, disminuir, ralentizar y ayudar a la recuperación de estos procesos.

Como ingredientes clave tenemos el ácido hialurónico, la condroitina, la glucosamina y el colágeno. Todos ellos relacionados con la nutrición, formación y regeneración del tejido cartilaginoso. También son importantes el MSN (metilsulfonilmetano) o microminerales como el cobre, zinc o manganeso. No hay que olvidar los minerales necesarios para un buen crecimiento y regeneración ósea y todos aquellos elementos que contribuyen a un efecto antiinflamatorio, como los ácidos grasos omega 3 y ciertos ácidos grasos omega 6 como el Gamma-Linolénico (GLA).

Si te ha gustado este artículo sobre el uso de los suplementos articulares, compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

 

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Suplementos en la alimentación del caballo: ¿cuándo y por qué son necesarios?

Citius, altius, fortius, (más rápido, más alto, más fuerte) podría ser el lema de los suplementos, o al menos de lo que la gente piensa que los suplementos logran. ¿Cuál...
Leer más >

¿El caballo necesita suplementos con hierro?

En cuanto oímos la palabra suplemento, todos los sentidos se ponen en alerta porque nos imaginamos el poder maravilloso de las vitaminas y minerales al servicio de un caballo más fuerte,...
Leer más >