Nutrición y cuidado de los caballos
Filtrar consejo
Actividad

Salud

 

¿Por qué alimentar bien a las yeguas lactantes?

La alimentación de la yegua es todavía una asignatura pendiente en las yeguadas. Desde antaño la alimentación de las yeguas ha estado descuidada  y el uso de la alimentación tradicional ha perdurado y ha estado muy extendida  entre los propietarios. Un buen plan de alimentación de la yegua es el inicio para obtener el éxito en la yeguada, ya que permitirá tener potros sanos y fuertes al nacimiento  que darán lugar a adultos de gran calidad y porque no!  a futuros campeones en las distintas disciplinas.

Después del parto, los requerimientos nutricionales de la yegua aumentan hasta en un 75% por arriba de los requerimientos de mantenimiento Este aumento es resultado de las necesidades de producción láctea.

¿Qué necesita una yegua en lactación?

La fase de lactación es la etapa de más alto requerimiento nutricional (especialmente energético) en la vida productiva de la yegua. 

Tabla Necesidades lactación:

Lactación Producción leche-yegua (kg/día)* Energía Digestible (Mcal/d) Proteína Bruta (g/día)
1º mes 16.30 31.73 1,535
2º mes 16.20 31.65 1,530
3º mes 14.95 30.61 1,468
4º mes 13.65 29.44 1,398
5º mes 12.20 28.32 1,330
6º mes 10.90 27.23 1,265

 

 

 

 

 

 

(*) estimación de la producción de leche de la yegua. Adaptado de  NRC- 2007 Nutrient Requirements of Horses.

El pico de lactación ocurre en las fases iniciales y posteriormente disminuye la producción de leche gradualmente hasta llegar al destete Los requerimientos de energía, proteína, minerales y vitaminas son satisfechos cuando se tiene a las yeguas y los potrillos en pastos de muy alta calidad y se les suplementa con productos adecuados y formulados para yeguas en gestación y lactación : Pavo Podo® Lac

Durante esta fase de lactación  la condición corporal de la yegua juega un papel muy importante. Yeguas que se encuentran en condición corporal  correcta, han almacenado reservas de grasa en el cuerpo. Esta grasa puede ser utilizada por la yegua para ayudarle a complementar los requisitos energéticos que ella tiene para producir leche

¿Cuánto come una yegua en Lactación?

Las yeguas lactantes van a comer alrededor del 2,5 al 3 % en materia seca de su peso vivo,  para una yegua de 500 kg comerá  unos 12,5-15 kg de materia seca siendo la realción entre el forraje y el concentrado de  forraje de 60-70 % forraje. Y  30-40 % concentrado (dependiendo del tipo de forraje que se suministre).

Por supuesto no podemos olvidarnos de asegurar el agua de bebida, una yegua en lactación va a producir muchos litros al día ( tabla II). Para una yegua de 500 kg de peso vivo  beberá unos 10 litros por cada 100 kg de peso vivo. 

Pavo Podo® Lac

Alimento premium de alta calidad para yeguas en gestación y lactación y a su vez proporcionar al potro nonato todos los nutrientes esenciales para su desarrollo y maximizar el rendimiento y producción de la leche de la yegua después del parto.

Para yeguas gestantes y lactantes.

  • Contiene cobre, zinc y manganeso de fácil digestión para el potro neonato.
  • Formulado con el probado concepto de Podo®.
  • Vitamina E y betacaroteno extra para estimular la fertilidad.
  • Mantiene a las yeguas en óptimas condiciones y fomenta el máximo rendimiento de la leche
  • Proporción correcta de calcio / fósforo.

Los productos Pavo de cría contienen minerales Podo®, una combinación mineral única y exclusiva de Pavo, fruto de la investigación en yeguas y potros en crecimiento. Su secreto reside no solo en la cantidad de minerales aportada, sino también en la interrelación de los minerales y oligoelementos entre sí que son aportados de forma digestible para el animal.

Podo® actúa en la activación del metabolismo, aumentando la circulación en tendones y articulaciones y el ratio de calcio en los potros en crecimiento, a la vez que previene la degeneración articular y la aparición de edemas e inflamaciones del hueso y tejido articular.

Modo de empleo Pavo PodoLac:

Administrar de 0,5 a 1,5 Kg. máximo por cada 100 Kg. de peso vivo. Asegurar un mínimo de forraje del 1,5 % en materia seca del peso vivo. ( figura 3, cantidades orientativas)