22 Junio 2021

Nutrición


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Alimentación del caballo de ocio, paseo o ejercicio ligero

Existe muy poca información sobre la alimentación correcta de los caballos de ocio, tal vez, porque se piense que es algo sencillo, ya que no tienen mucho “desgaste”, pero la realidad es otra.

En el Blog de Pavo hablaremos de los factores a tener en cuenta para aportar una buena alimentación a nuestro caballo de ocio o paseo que realiza poco ejercicio.

¿Cuándo se considera que un caballo realiza un trabajo ligero o moderado?

Según el NRC (organismo que estudia las necesidades nutricionales de caballos y otras especies), el trabajo ligero corresponde a caballos de ocio, en entrenamiento inicial, caballos de morfológico que compiten pocas veces, etc. Son caballos que trabajan de una a tres horas a la semana, de las cuales el 30% es paso, 50% es trote y 10% es galope medio.

Realizan trabajo moderado los caballos en su fase de aprendizaje, en equitación recreativa, trabajo ganadero ligero y similares, cuando trabajan de tres a cinco horas por semana en las que el 30% es de paso, 55% de trote, 10% de galope y 5% de saltos bajos, o trabajos de nivel energético similar.

Este sistema puede orientarte para poder clasificar el tipo de trabajo que haces mediante una estimación, aunque no cumplas exactamente las horas.

Otra manera de clasificar el trabajo es por la frecuencia cardíaca.

Utilizando un pulsómetro y hallando la media durante la sesión de trabajo, sabemos el tipo de trabajo que se realiza.

  • Trabajo ligero ► 80 pulsaciones por minuto
  • Trabajo moderado ► 90
  • Trabajo pesado ► 110
  • Trabajo muy pesado ► 110-150


5 factores para una buena alimentación del caballo de ocio

1. Agua

Todos estamos de acuerdo en que los caballos deben de disponer de toda el agua que necesiten, pero somos menos conscientes de que la calidad del agua también importa.

Los sabores desagradables hacen que el caballo consuma poca agua, por lo que debemos de limpiar los bebederos muy frecuentemente, sobre todo aquellos que almacenan agua en gran cantidad y son propensos a crear algas.

2. Piedra de sal y electrolitos

Todos los caballos deben de tener una piedra de sal pura a su alcance. Con pura nos referimos a piedras de cloruro sódico solamente, sin minerales añadidos.

Los caballos que tenemos para ocio, que hacen trabajo ligero y moderado, no suelen necesitar electrolitos añadidos, ya que no suelen sudar mucho. Al comer su ración, beber agua y disponer de la piedra de sal, recuperan fácilmente los electrolitos perdidos al trabajar. En épocas de calor o el día que sudan más, sí sería interesante proporcionárselos, especialmente para una recuperación más rápida.

3. Forraje

El caballo debe de comer, al menos, el 1,5% de su peso en forma de forraje. Esta cantidad hay que calcularla en materia seca, es decir, no teniendo en cuenta el porcentaje de humedad que cualquier forraje tiene.

Ponemos un ejemplo para entenderlo mejor:

Un caballo de 500 kg de peso debe de tomar el 1,5% de su peso, es decir 7,5 kg (en materia seca) de forraje.

Supongamos que le damos heno y sabemos que ese heno tiene un 10% de humedad. Esto significa que por cada 10 kg de heno que damos, 9 kg son de materia seca. Entonces, necesitaríamos darle 8,3 kg de heno para que el caballo coma verdaderamente ese 1,5% en materia seca.

Lo que hemos hecho con el heno, lo podemos calcular con cualquier otro forraje, simplemente conociendo su humedad.

Si te resulta complicado aportar forraje en estas cantidades, en piensos Pavo disponemos de alternativas o sustitutivos del forraje que ayudarán a que tu caballo coma la suficiente fibra.

4. Pienso

Si el caballo está tomando forraje de calidad y en el porcentaje adecuado, sometido a tan poco trabajo, necesitará muy poca cantidad de pienso, incluso de piensos de mantenimiento.

Si sabemos que en la dieta tiene que haber, al menos, un 70% de forraje respecto a la comida total, también sabemos que el porcentaje de pienso será menor del 30% de la comida total del día.

Si el caballo del ejemplo necesita unos 8 kg de heno, y eso es el 70% de su ración diaria, necesitará tomar 11,4 kg de comida en el día, de los cuales, como máximo, 3,4 kg serán de pienso de mantenimiento base

Los piensos llevan en su etiqueta las cantidades recomendadas por día, que te servirán de muy buena orientación.

Deberás calcular la cantidad de pienso que necesita al día para el peso ideal de tu caballo. Es decir, harás los cálculos en base al peso que tu caballo debería tener, no el que realmente tiene si tiene sobrepeso o si está demasiado delgado.

5. Suplementos

Como vemos, los caballos que trabajan poco pueden mantener su estado corporal sin adelgazar, prácticamente tomando solo forraje o forraje con muy poco pienso.

Que mantengan su peso no significa por ello que estén bien alimentados, ya que la hierba y otros forrajes no son un alimento completo, de modo que, necesitarán un suplemento que equilibre las deficiencias del forraje.

Si te ha gustado este artículo sobre la alimentación de los caballos de ocio, usa los botones para compartir que tenemos al final del post.

Usa la sección de comentarios para las dudas y responderemos a tus preguntas.

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Sistema de estrellas de Pavo para calcular el tipo de pienso que necesita el caballo de deporte

Tienes dos caballos concursando, uno en sociales y otro en GP, ¿les darías el mismo pienso? En el Blog de Pavo hablaremos del sistema de estrellas para que puedas calcular fácilmente...
Leer más >

Alimentar a los caballos con aceites, ¿es bueno?

Las grasas vegetales (aceites) están en la alimentación del caballo de forma natural en pequeñas cantidades en forrajes y granos. Son diglicéridos, triglicéridos, esteroles,...
Leer más >