27 Diciembre 2022

Comportamiento


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Caballos ansiosos con la comida: cómo evitarlo

Del mismo modo que no le ataríamos las manos a una persona que se come las uñas por estrés, tampoco podemos evitar la ansiedad de un caballo ante la comida con artilugios que le dificulten comer.

En el Blog de Pavo hablaremos de las medidas realmente efectivas contra la ansiedad ante la comida, para que, además de comer más despacio, su mente esté relajada de verdad.

Lo primero que tenemos que saber es que hay técnicas para disminuir la ansiedad que funcionan de verdad. Eso significa que el caballo está mejor, y es lo que deberemos buscar. 

Hay otras ayudas que van destinadas a evitar que el caballo coma tan rápido, pero no disminuimos la ansiedad (incluso puede aumentar). Estas ayudas van destinadas a evitar problemas muy graves como consecuencia de esta ingesta demasiado rápida, y se usarán temporalmente o como complementarias a las medidas realmente efectivas contra la ansiedad.

Problemas que puede ocasionar la ansiedad con la comida

  • Obstrucción esofágica
  • Neumonía por aspiración secundaria al reflujo por la obstrucción
  • Bolo alimenticio poco masticado y con poca saliva
  • Malas digestiones
  • Úlceras gástricas. Al comer rápidamente toda la comida, el caballo pasará muchas horas sin nada qué comer hasta la siguiente toma, con el consiguiente riesgo de formación de úlceras. El círculo vicioso se completa: dolor por las úlceras y más ansiedad todavía.

Por lo tanto, en un primer paso sí que usaremos estas medidas encaminadas a ralentizar la ingesta, aunque no actúen sobre la ansiedad. Además, las combinaremos con humedecer el pienso con agua, para que ablande y se hidrate, o administrar papillas (piensos en formato mash) y así poder evitar la obstrucción esofágica.

Métodos para ralentizar la velocidad de ingesta

Poner en el comedero varias piedras redondeadas y bastante grandes

Colocar piedras del tamaño una pelota de tenis. Tendrá que ir moviéndolas de un lado para otro para poder tomar el pienso y no le permitirán coger grandes bocados de pienso. Es evidente que tendrá la misma ansiedad, o incluso más, al no poder comer a gran velocidad, pero es una medida de urgencia y temporal, ya que necesitamos que coma más despacio para evitar problemas mayores.

¡Atención!

Nunca debemos usar maíz en grano para mezclarlo con el pienso pensando que esos granos grandes le harán masticar y, por tanto, comer más despacio, porque un caballo ansioso los tragará sin masticar. El maíz en grano entero es muy peligroso y dándolo así, tenemos un candidato a cólicos e infosuras en un porcentaje altísimo.

Esta práctica, muy difundida, que se usa como consejo en el caso de caballos ansiosos es altamente peligrosa.

Usar redes de malla de alimentación lenta para suministrar el forraje.

Cuidado con tamaños de malla demasiado pequeños para empezar, pues puede producir más ansiedad. Existen diferentes tamaños de malla para ir adaptándose a medida que el caballo aprende a usarlas. Con la red conseguimos ampliar el tiempo en el que el estómago tiene algo de alimento.

Consideraciones

La red no se debe de emplear para reducir la cantidad de forraje. Al comer más lento, sobre todo al principio hasta que aprenden a sacar las fibras más rápido, puede que no lo consuman totalmente antes de la siguiente toma, y parece que no lo necesitan. El orden correcto es calcular los kilogramos de forraje que necesita al día y distribuirlos según la cantidad de veces que podemos rellenar la red. Si vemos que se pone muy ansioso al no poder retirar mucha cantidad en cada mordisco, podemos dejar algo de forraje en el suelo para que lo coma rápido al principio, se tranquilice y después coma en la red ya sin ansiedad.

Juguetes con agujeros para suministrar el pienso

Lo tomarán más lentamente, pero ocurre como con las redes, hay que suministrar forraje antes en el suelo para que descarguen algo de ansiedad primero.

Métodos reales frente a la ansiedad

Tomar más forraje e incluso tenerlo a libre disposición

Un caballo no ansioso debe de tomar al menos un 1,5% (en materia seca) de su peso en forma de forraje, y un caballo ansioso debe de tomar mucho más, al menos hasta que normalice esa ansiedad.

Para tener unas cifras orientativas:

Un caballo de 500 kg que está bien de peso debe de tomar al menos 8,5 kg de heno al día si el heno tiene aproximadamente 10% de humedad. Estas cantidades dependen de la calidad del forraje, ejercicio que hace el caballo, etc. pero para tener una orientación, nos sirven.

Un caballo con ansiedad ante la comida debe de tomar mucho más de ese 1,5% de materia seca. Así que una buena idea sería suministrar heno en grandes cantidades hasta que normalice su ansiedad y en caso de que engorde, volvemos a ese 1,5 % después de que se pase la ansiedad.

Suministrar el forraje antes que el pienso

Con ello conseguimos que segregue saliva, mastique y se relaje antes de la llegada del pienso, y lo comerá más lentamente y, por tanto, masticará mejor.

Aunque deberemos usar las medidas para ralentizar la velocidad de ingesta para evitar males mayores, no se deben de usar como medidas únicas, ya que los métodos reales contra la ansiedad son estos últimos (aumentar el forraje), y los que verdaderamente funcionan.

Si necesitas un extra de forraje, puedes usar Pavo SpeediBeet, Pavo FibreBeet, Pavo FibreNuggets, Pavo DailyPlus, Pavo HayChunks, Pavo FibreSenior o Pavo WeightLift. Pincha en cada enlace para conocer las particularidades de cada uno.

Si te ha gustado este artículo sobre los caballos ansiosos comiendo, compártelo con los amigos a los que les pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

 

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

El caballo nervioso: cómo ayudarle

Sales de paseo y tu caballo se asusta de todo, entras a pista y es difícil de controlar, lo llevas de viaje y es un sufrimiento para él, entrena muy bien pero el día del concurso se...
Leer más >

Los caballos con miedo no aprenden

El caballo, tras 6000 años de domesticación, sigue huyendo de lo desconocido. Su defensa primaria es correr, y su anatomía está diseñada para ese fin. Esto es así...
Leer más >