19 Junio 2018

Nutrición


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Cómo comprender una etiqueta de pienso para caballos

Si has leído una etiqueta de pienso y no has entendido nada (o casi nada) de la composición, no te preocupes, es lo normal.

Son datos y unidades que los expertos en nutrición de caballos han tardado años en estudiar y que deben de reflejar en cada saco de pienso, por normativa europea y de una manera determinada.

Esa concentración masiva de datos hace que desistas en entenderla porque te desborda.

En este artículo del Blog de PAVO sobre etiquetas de pienso daremos unas nociones básicas sobre cada apartado. Iremos ampliando información en posteriores artículos para que cuando terminemos la serie puedas leer una etiqueta y entenderla sin agobiarte.

Las necesidades en nutrientes están publicadas por distintos organismos, refiriéndose normalmente a necesidades mínimas, pero para la alimentación de un caballo no es el mínimo lo que nos interesa, sino el óptimo.

Y esto es lo que debes de buscar para tu caballo en un pienso equilibrado, porque el mejor rendimiento se obtiene en estos niveles óptimos.

Es obvio que, por debajo de los mínimos, la nutrición no es correcta, pero por encima de los máximos tampoco lo es.

Algunos nutrientes suministrados en altas cantidades no se eliminan fácilmente del organismo del caballo, causando toxicidad o un sobre-esfuerzo por parte del hígado y riñón para eliminarlos. Si esta situación se mantiene en el tiempo puede incluso crear insuficiencia renal o hepática.

La composición de los alimentos

Para poder entender una etiqueta de pienso lo primero que tenemos que entender es cómo se disgregaría un alimento en sus partes.

Esquema de la composición de los alimentos


Cada alimento, y por tanto el pienso, tiene una parte de materia seca y una parte de agua. En los piensos, la cantidad de agua o humedad es mínima. Es importante mantener el saco cerrado para que la humedad ambiental no influya en esa parte mínima de humedad que tienen.

Dentro de esa parte sin agua (materia seca) podemos distinguir una parte que se llama materia orgánica, y otra inorgánica o cenizas.

No creas que el pienso lleva cenizas, simplemente se llama así porque los investigadores, para saber cuánta materia orgánica tiene un alimento, lo queman, y el residuo que queda son las cenizas. Es la llamada parte inorgánica o minerales, porque la parte orgánica combustiona.

Si seguimos dividiendo, la materia orgánica se descompone en proteína, grasa e hidratos de carbono.

Continuamos disgregando componentes: los hidratos de carbono se diferencian en solubles y estructurales.

  • Los carbohidratos solubles: los azúcares sencillos (glucosa y fructosa), sacarosa, almidón y los fructanos. El almidón es el hidrato de carbono predominante en los cereales pero cada cereal tiene un tipo de almidón diferente y con diferente digestibilidad.
  • Los carbohidratos estructurales o fibra: llamados así porque son como el esqueleto de los alimentos. Proporcionan ácidos grasos volátiles que aportan energía. Se llaman celulosa, hemicelulosa y lignina (esta última es la parte menos digestible).

La proteína

La función principal de la proteína en el caballo no es producir energía, sino (entre otras muchas funciones) la de formar los tejidos.

Las proteínas están formadas por aminoácidos. El caballo puede sintetizar algunos aminoácidos en su organismo, pero otros solo los puede adquirir por los alimentos que toma. A estos últimos se les llama aminoácidos esenciales. De ellos, la Lisina es el más interesante.

Por eso es más importante la calidad de la proteína que su cantidad. El pienso que suministremos debe ser rico en aminoácidos esenciales.

Minerales o electrolitos

Se dividen en macrominerales o microminerales, dependiendo de las necesidades que tenga el organismo de ellos. Los microminerales también se llaman oligoelementos.

Macrominerales: calcio, fósforo, sodio, potasio, cloro, magnesio y azufre.

Microminerales: selenio, manganeso, hierro, cobre, zinc...

Vitaminas

Liposolubles: A, E, D, K. Pueden pasar al tejido adiposo. No se eliminan fácilmente, por lo que su exceso puede resultar tóxico.

Hidrosolubles: Vitamina C, B. Su exceso puede eliminarse rápidamente por el riñón.

Los niveles de vitaminas indicados en diferentes estudios son los mínimos. En un futuro se estudiará los niveles óptimos para un mayor rendimiento en el deporte o cría.

¿Por qué necesita un caballo alimentarse?

Básicamente por dos cuestiones:

  • Generar tejido: muscular, óseo, adiposo, conectivo, sanguíneo, nervioso...
  • Generar energía para moverse (trabajo) o mantener la temperatura corporal.

La energía

Un concepto complicado de explicar. Es lo que el caballo va a generar a partir del alimento para poder realizar su actividad física, para crecer (o engordar si no la quema), para gestar y producir leche (yegua)

Las fuentes de energía son principalmente los hidratos de carbono y las grasas. Aunque las proteínas también aportan algo de energía, esta es muy ineficiente.

Podemos entenderlo mejor viendo el siguiente vídeo sobre el uso de la energía en el caballo.

Vídeo de Raquel Gómez Lucas sobre el uso de energía

Tras leer este artículo todavía no sabrás cómo interpretar una etiqueta de pienso, pero ya tienes algunos datos que, aunque superficiales, son necesarios para ir avanzando.

La siguiente fotografía corresponde a una etiqueta real, con conceptos que ahora ya conoces.

Detalle de etiqueta de pienso para caballos. Remarcamos los elementos revisados en el artículo

Si te ha resultado interesante, suscríbete al blog para poder recibir el siguiente contenido que publiquemos sobre cómo leer una etiqueta de pienso.

No te quedes con dudas. Utiliza la sección de comentarios para plantearlas y responderemos a tus preguntas.

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

La alimentación del caballo cuando entrena: problemas con el exceso de cereales

En la naturaleza un caballo pasta continuamente. Ingiere un alimento que es poco energético, pero lo hace durante mucho tiempo, por lo que sus necesidades energéticas para su mantenimiento...
Leer más >

Cómo alimentar a un potro hasta los dos años y medio

Una buena alimentación para un potro comienza durante la gestación, con una dieta correcta de su madre sobre todo en el último tercio. Si su madre está delgada, o tiene una...
Leer más >
¡Personaliza su dieta!

Pavo te ofrece su dieta en 5 pasos. Un dieta más saludable que le permitirá estar en las mejores condiciones. Pídela totalmente gratis.

Ir a dietacaballo