31 Diciembre 2019

Salud


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Consejos para el bienestar del caballo. Manejo y entrenamiento

¿No te gusta el rollkur? ¿Te apetece llorar cuando ves que usan un torcedor en un caballo? Los expertos de la UE lo han dejado claro, ahora tendrás argumentos para defender tu postura.

En el Blog de Pavo resumiremos la sección de consejos durante el entrenamiento de la guía sobre el bienestar del caballo que recomienda la Unión Europea.

Las personas responsables del uso, manejo o entrenamiento de los caballos deben tener el conocimiento, la experiencia y las habilidades adecuadas para que conozcan y comprendan el comportamiento natural de los caballos y sus expresiones específicas.

Los caballos deben manejarse desde una edad muy temprana. Los potros jóvenes deben aprender a ser guiados por una cabezada, a ser tocados en todo el cuerpo y a levantar los pies. La manipulación es más segura, tanto para los animales como para las personas, cuando el potro todavía es joven.


El manejo del potro debe de comenzar lo antes posible

El campo visual de los caballos debe tenerse en cuenta cuando se manejan caballos que aún no están familiarizados con los humanos o cuando se encuentran en un entorno desconocido y tener en cuenta el espacio vital o zona de confort de los caballos para evitar reacciones del caballo.

El entrenamiento para diferentes actividades no debe comenzar hasta que el caballo haya alcanzado un nivel de desarrollo con el cual sea capaz de realizar los ejercicios sin riesgo de lesiones o angustia tanto a corto como a largo plazo.


No se puede establecer una edad fija para esto, ya que variará no solo por la raza, sino también según la intensidad del entrenamiento. Los métodos, que se aplican normalmente al entrenar caballos son refuerzo negativo y positivo. Ambos métodos son adecuados cuando se usan correctamente y con la paciencia adecuada.

Un entrenamiento suave y paciente es importante para mantener un estado físico y mental adecuado.

Los métodos de entrenamiento inapropiados pueden tener un impacto negativo en el bienestar del caballo, y dichos métodos también pueden conducir a un comportamiento agresivo o conflictivo, lo que puede comprometer la seguridad de quienes manejan el caballo.

Además de los métodos rudos y brutales, también se considera inapropiado enviar señales contradictorias al caballo.

A modo de ejemplo, se confundirá al caballo si este responde correctamente a la presión de la embocadura o de la pierna del jinete, y la presión no se libera inmediatamente; o si un comportamiento no deseado no se castiga en el momento que ocurre, sino posteriormente.

La hiperflexión del cuello de los caballos podría provocar dolor o angustia en los caballos, por lo que se debe evitar la hiperflexión prolongada, intensa o de alto grado.

La compañía de un caballo tranquilo y confiado podría ser beneficiosa cuando un caballo tiene que habituarse a un entorno desconocido, por ejemplo, ser cargado para su transporte.

Aunque los caballos son animales sociales y prefieren estar en compañía de otros caballos, es necesario entrenar paulatinamente a un caballo para que trabaje solo. Al principio, el aislamiento puede estresar al caballo y el estrés reduce la capacidad de aprendizaje y, por lo tanto, el entrenamiento en solitario no debe llevarse a cabo hasta que el caballo esté seguro estando solo.

Todos los caballos deben ser entrenados para estar atados durante el tiempo necesario para ser preparados, cuidar los cascos, etc.

El ramal debe tener un sistema de liberación rápida. Los caballos que aún no están acostumbrados a ser atados deben ser supervisados.

Se debe prestar atención al terreno en el que se entrena a los caballos. Debe diseñarse y mantenerse de una manera que reduzca los factores que pueden provocar lesiones.

Mantenimiento del equipo para bienestar del caballo

Todo el equipo utilizado debe mantenerse limpio y en buenas condiciones.

Debe ajustarse correctamente para evitar lesiones, dolor o angustia, y debe verificarse antes de su uso.

Debe evitarse la restricción excesiva, por ejemplo, de las riendas de atar al cinchuelo, o la presión de una muserola muy apretada. Como guía, debería ser posible pasar dos dedos entre la muserola y el hueso nasal del caballo.

Látigos, espuelas, tijerillas y otras martingalas o similares

Deben usarse con cuidado y paciencia, y nunca de manera contundente que cause dolor al caballo.

Caminadores y cintas

Este equipo debe tener un mantenimiento, según las instrucciones del fabricante, que garantice el buen funcionamiento.

Debe tener tanto una parada de emergencia como un dispositivo de detención automática si un caballo se cae o intenta fugarse.

Cuando el equipo está en uso, los caballos deben ser supervisados por una persona que tenga la capacidad de actuar correctamente en caso de emergencia.

Métodos de contención para caballos

En ciertas situaciones puede ser necesario emplear medios de contención a un caballo por su propia seguridad, por la seguridad de otros caballos o de aquellos que manejan el caballo.

Los medios de contención podrían ser, por ejemplo, el uso de un torcedor o “puro” o un potro de contención para el tratamiento veterinario; o el uso de una traba en una yegua durante la monta natural para proteger al semental.

Estos métodos solo se usarán por el tiempo absolutamente necesario y nunca debe ser un sustituto de un buen manejo.

Por ejemplo, no se debe usar el torcedor en un caballo para trenzarlo, y no se deben usar las trabas para evitar que un caballo patee el suelo al llegar la comida.

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre salud equina con el hashtag #SaludconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

***

Si te ha gustado este artículo sobre el bienestar equino durante el entrenamiento, compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Diarreas en el caballo y su relación con la microbiota intestinal

¿Sabías que hay bacterias e incluso hongos y virus beneficiosos para la salud de tu caballo? En el Blog de Pavo hablaremos de la microbiota, una palabra nueva, pero con un significado...
Leer más >

Rinoneumonitis equina: la enfermedad que juega al despiste

La rinoneumonitis equina es producida por un herpesvirus. Este virus produce enfermedades respiratorias en animales jóvenes, abortos en yeguas, síntomas neurológicos y muertes neonatales,...
Leer más >
¿Como mejorar tu forraje?

Pavo te ofrece alternativas o complementos al forraje, según tenga una mejor o peor calidad. Descubre como elegirlos. 

Visita la web