02 Febrero 2021

Comportamiento


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

El lenguaje corporal de los caballos

Cuando pensamos en lenguaje, pensamos en sonidos, pero el caballo es capaz de hablar con todo su cuerpo. Por otro lado, los caballos emiten sonidos solo unas pocas veces al día, mientras que el lenguaje corporal lo usan todo el tiempo. Perdernos esta información supone desperdiciar mucho poder de comunicación.

En el Blog de Pavo hablaremos del lenguaje corporal del caballo para que puedas reconocer cuatro de sus sentimientos principales.

Las expresiones faciales son las más evidentes, sobre todo las de las orejas, y combinadas entre sí y con otras señales de diferentes partes del cuerpo, son un lenguaje fascinante.

Cómo saber si tu caballo confía en ti

  • Se acerca a ti si está suelto, o tú puedes ir hacia él y no escapa.
  • Relincha con un sonido fuerte que se llama whinny o emite un sonido suave, con el que parece que te está contando cosas, que se llama nicker.

Clic para oír sonido whinny

Clic para oír el sonido nicker

Puedes conocer más significados de los relinchos en otros artículos de nuestro blog.

  • Te da empujoncitos para llamar tu atención, o te pellizca la ropa. Hay que tener cuidado con estos juegos porque hay una línea muy fina de separación entre significar confianza o convertirse en dominancia.
  • Te mordisquea al estilo grooming entre caballos que tienen lazos cercanos.
  • Está relajado. Da igual que muevas cosas, saltes, vayas o vengas, él permanece tranquilo. El grado máximo de confianza sería permanecer tumbado a tu lado.
  • Te respeta, es decir, respeta tu espacio. Tú marcas los desplazamientos, cuándo se hacen y la velocidad que se lleva. Un caballo que te respeta entrará detrás de ti en el box sin atropellarte, a pesar de saber que tiene comida.
  • Resoplan frente a ti. Un caballo con miedo nunca se atrevería.

Clic para oír resoplido

  • La posición de la cola es relajada, de modo que cae suave.
  • Belfo inferior relajado y ojos casi cerrados. Está a punto de quedarse dormido y no le importa hacerlo delante de ti. En una manada, unos caballos duermen mientras otros vigilan.
  • Se apoya en 3 patas y descansa una, porque sabe que no tiene que preparase para una huida.


Cómo saber si un caballo es feliz o está contento

La felicidad está muy ligada al sentimiento de seguridad y confianza.

  • Los ollares están relajados. Ni apretados ni abiertos como cuando están trabajando, que lo hacen para inspirar más aire.
  • Disfruta del rascado cuando lo cepillas. Ladea ligeramente la cabeza estirando el cuello, y levantando y moviendo ligeramente el labio superior. A parte de que le agrada el proceso, se siente lo suficientemente seguro contigo como para manifestarlo.
  • Interaccionan con el medio, así que miran mucho y escuchan mucho. Los verás con los ojos vivos y las orejas atentas, revisando cada movimiento a su alrededor. Al contrario, un caballo que parece no mirar a ninguna parte durante periodos prolongados es un caballo triste.
  • Elevan la cola en alto como signo de alegría intensa. En otras ocasiones es un síntoma de alerta. Es habitual en sementales en señal de advertencia territorial.
  • Juegan.
  • Realizan lo que se conoce como grooming con compañeros. Eso significa que se encuentran a gusto dentro de esa manada. También pueden hacer esto con su humano favorito, pero hay que tener cuidado porque la fuerza con que lo hacen puede dañarnos.
  • Realizan frecuentemente el sonido de resoplido, con el que limpian las fosas nasales.

Clic para oír resoplido

  • Están a poca distancia unos de otros dentro de una manada, de manera que recorren el campo así, por muy grande que sea. Si un caballo siempre está alejado del resto, hay que comprobar qué ocurre.

Cómo saber si un caballo tiene dolor

  • Los ojos cambian. Los músculos alrededor de los ojos se contraen, dándoles una apariencia similar a cuando oyen algo que les asusta. La diferencia es que cuando se asustan es algo temporal y, además, suelen buscar más información, dirigiendo las orejas a ese lugar. 
  • Las orejas se ladean y da la sensación de que no mira ningún lado, a pesar de tener “ojos asustados”.
  • Los ollares se dilatan sin motivo o se fruncen en exceso, al igual que los labios, apretando la mandíbula. Suele acompañarse de respiración anormal, y si tomásemos el pulso, estaría acelerado.
  • Existen otras manifestaciones corporales que dependen de la causa del dolor. Por ejemplo, revolcarse continuamente o cocear sin motivo aparente cuando tiene cólico.

Cómo saber si un caballo está enfadado

  • Echa hacia atrás las orejas, casi en la misma línea de prolongación de la cara. Son signos de amenaza hacia los demás, que van creciendo en intensidad. Cuando un caballo dominante hace este gesto con las orejas y los demás lo entienden y se retiran, ahí acabó la amenaza.
  • Si además de echar hacia atrás las orejas, estira el cuello, sus ojos parecen saltones y abre la boca como si fuese a morder, probablemente lo haga. Es necesario entender el nivel anterior de amenaza (solo con las orejas) y retirarse a tiempo, para evitar males mayores.
  • Sacude la cola. Lo hace de modo más intenso que cuando se espanta las moscas y además va acompañado de otros signos de amenaza. Tras varias sacudidas de cola, que no son entendidas, suele venir un manotazo o una patada acompañadas del sonido squeal, que sería el siguiente nivel de aviso.

Clic para oír el squeal

 

Pueden sacudir la cola también cuando están molestos con un ejercicio, manifestando sentirse incómodos. En este caso es una protesta, no una amenaza.

Como puedes ver los caballos son muy expresivos, y en su lenguaje, los signos siempre van de menor a mayor intensidad. Es tu labor ser capaz de reconocerlos cuanto antes, para poder entenderlos mejor.

Eso se consigue observando en modo aprendizaje, es decir, de modo activo. Siéntate enfrente de una manada de caballos y obsérvalos, además de relajarte, aprenderás muchas cosas que podrás usar en la relación con tu caballo.

Si te ha gustado este artículo sobre el lenguaje corporal del caballo, compártelo con los amigos a los que les pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre comportamiento equino con el hashtag #ComportamientoconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

***

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Miguel Valdés02-02-2021 13:30:48
Espectacular y muy ameno el post del lenguaje del caballo. ¡Enhorabuena a todo el equipo!. Especialmente me han gustado los audios de los sonidos del lenguaje del caballo.
Equipo Piensos Pavo02-02-2021 15:57:12
¡Gracias, Miguel!
Realmente, es muy bonito saber qué dicen los caballos.
Un saludo.

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Los caballos calientes: cómo solucionarlo

Tener un caballo que se calienta fácilmente puede terminar con la paciencia del jinete más templado, por no hablar del peligro que conlleva. En el Blog de Pavo hablaremos del caballo caliente...
Leer más >

Cómo evitar el estrés en el caballo durante la competición

El estrés tiene efectos físicos en el organismo del caballo, no se trata solo de algo mental. Estas alteraciones, que son necesarias en momentos determinados y resultan positivas, se convierten...
Leer más >