19 Abril 2022

Salud


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Gestaciones gemelares en yeguas

Una gestación gemelar parecería, en la primera impresión, una buena noticia. Tener dos potros en solo un año aparenta muy beneficioso, pero la realidad es otra. El número de problemas que genera es tal, que la balanza se inclina hacia el lado de las complicaciones.

En el Blog de Pavo hablaremos de los riesgos de las gestaciones gemelares para que puedas tomar las medidas necesarias y no pongas en riesgo la salud de la yegua.

Riesgos en las gestaciones gemelares

La gestación gemelar es una de las causas más frecuentes de abortos no infecciosos en yeguas. Solo una cantidad ínfima de gestaciones gemelares da como resultado dos potros vivos, y generalmente sufren problemas de salud, son pequeños y tienen una mortalidad muy superior a los potros únicos.

Los que sobreviven tienen retrasos del crecimiento, de los cuales raramente logran recuperarse, y son adultos de poco rendimiento deportivo o reproductor.

Un nacimiento doble también tiene repercusiones muy negativas en la madre. Las yeguas con mellizos presentan muy frecuentemente distocias (dificultades en el parto), retenciones de placenta, e incluso muertes perinatales. Aquellas que logran reponerse reducen su fertilidad posterior.

En la gestación equina, el contacto entre placenta y útero es 1:1, es decir, toda la placenta contacta con la superficie interna del útero y, por lo tanto, hay vellosidades coriónicas en toda la superficie.

Cuando hay gestaciones gemelares, la superficie de contacto materno-fetal se reparte entre ambos, y, por tanto, disminuye la superficie de intercambio nutricional y afecta al crecimiento de los fetos: retrasando el crecimiento de ambos o favoreciendo a alguno de ellos. Lo que va a dar lugar a diferentes posibilidades, cada una de ellas con diferentes resultados:

  • Fetos de diferentes tamaños
    • El potro mayor ocupa tanto espacio que es capaz de aislar al más pequeño, que muere en gestación temprana y se momifica. El otro potro nace vivo.
    • Aborto de ambos fetos en gestación avanzada.
    • Nacimiento seguido de muerte de uno o ambos potros.
    • El feto de menor tamaño muere en gestación avanzada y la eliminación de sustancias tóxicas por la descomposición produce inflamaciones a nivel uterino que desembocan en el aborto de ambos fetos, o nacimiento de uno vivo, pero con muerte posterior.
  • Fetos de igual tamaño
    • El aborto se produce en gestación avanzada e incluso a término. Si algún potro nace vivo, suele ser débil y morir dentro de la primera semana.

Todo esto nos hace ver que deberíamos evitar las gestaciones gemelares.

Hoy en día, y gracias a la ecografía transrectal, el diagnóstico de gestación gemelar puede realizarse de un modo tan temprano, que la eliminación de una vesícula embrionaria se hace con ecografía y manipulación a través del recto de modo similar a como se haría una palpación uterina. En estas fechas tan precoces la yegua no sufre y prevenimos todos los problemas que conlleva permitir la continuación de la gestación de los dos embriones.

Cómo revisar a la yegua para prevenir doble gestación

Gracias a la ecografía transrectal podemos hacer un diagnóstico muy precoz de la gestación. Si hacemos una revisión a la yegua a los 14-16 días de gestación, estaremos en el momento óptimo para eliminar una de las vesículas embrionarias en el caso de detectar gestación doble.

En esta revisión ecográfica se recorre minuciosamente todo el útero, incluso dos veces. La visualización de una vesícula embrionaria de diámetro y forma acorde a su edad es diagnóstico positivo de gestación, pero se continúa revisando el útero por si existiese una segunda vesícula, que puede ser de igual tamaño cuando la ovulación es simultánea, o tener diferente tamaño si las ovulaciones ocurrieron en diferentes días. También pueden estar en el mismo cuerno o en diferentes.

La eliminación de una vesícula embrionaria tiene más éxito si se realiza antes de que se produzca la implantación y, por lo tanto, esté fijada al útero.

Hay que revisar ecográficamente dos días después para ver que ha sobrevivido la vesícula viable. En caso contrario la yegua volverá a salir en celo siguiendo un ciclo normal como si no hubiese habido fecundación, y habrá que preparar la nueva monta o inseminación.

Existen técnicas para eliminar una segunda vesícula en gestaciones más avanzadas, pero generalmente conllevan la muerte también del otro embrión por necesitar manipulaciones más drásticas. En este tipo de abortos provocados después del día 35, la yegua no sale en celo hasta la siguiente primavera, lo cual sigue siendo preferible al riesgo de dejar continuar la gestación gemelar.

Por eso, la realización de una ecografía a los 14-16 días es un método sencillo, que permitirá eliminar una vesícula embrionaria sin ningún efecto negativo, en el que, en el peor de los casos, si no sobrevive la segunda vesícula, la yegua saldrá en celo en pocos días, lo que posibilita una segunda fecundación para esa misma temporada de cría.

En definitiva, una gestación gemelar es un riesgo que nunca debemos correr.

Si te ha gustado este artículo sobre las gestaciones gemelares en el equino, compártelo con los amigos a los que les pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Cómo eliminar las moscas del caballo

Eliminar las moscas del caballo es una lucha interminable año tras año que comienza cuando suben las temperaturas. En el Blog de Pavo hablaremos de los sistemas de control de las moscas...
Leer más >

Alergia a los mosquitos en el caballo o dermatitis equina por picaduras de insectos

Llega el calor y aparecen los insectos, que incordian a todos los caballos en general, pero para los caballos alérgicos supone mucho más que una molestia: es una verdadera tortura. En...
Leer más >