08 Diciembre 2020

Nutrición


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

La hierba y otros forrajes no son un alimento completo para los caballos

Los caballos son herbívoros, pero ¿por qué, a veces, vemos caballos delgados y con mal pelaje en campos que aparentemente tienen hierba?

En el Blog de Pavo hablaremos de la hierba y otros forrajes cuando son usados como alimento único (o casi), para que conozcas cómo compensar sus deficiencias.

Qué cantidad de hierba puede comer (aprovechar) un caballo en un pasto

Primero definiremos la carga ganadera de un prado, que es la cantidad de animales que hay por unidad de superficie de pasto. La idea generalizada es que un caballo podría alimentarse del pasto proporcionado por una hectárea, es decir, que una hectárea soportaría una carga ganadera de un solo caballo. Esto habría que analizarlo detenidamente para poder interpretarlo.

En un mundo ideal un prado es algo exuberante, pero la realidad nos dice que existen campos buenos, malos e incluso muy malos. Por otro lado, la época del año también influye y, no digamos la geografía. No es lo mismo una hectárea de un campo del norte en primavera, que un campo segoviano en agosto. Y aquí entra en juego otro término ganadero: la presión de pastoreo o cantidad de comida disponible (excluyendo las plantas rechazadas por toxicidad, fibrosidad, presencia de espinas, etc.) para cada animal.

Así que no debemos de pensar cuánto terreno necesitamos para nuestro caballo, sino qué presión ganadera soportaría el campo, y entonces sabríamos si esa hectárea sería suficiente para nuestro caballo.

Clasificación de los campos según la presión de pastoreo

  • Sin forraje

Una superficie donde los caballos hacen ejercicio y el suministro de forraje es externo. Son útiles para caballos que necesiten tener una dieta controlada, como los obesos, easy keepers, con enfermedades metabólicas o con alguna alergia alimentaria.

  • Pastos pobres

Pastos con mucha superficie ocupada por maleza o material no comestible, con rocas, arboleda densa, que deja pasar poco sol y por tanto con poco crecimiento de hierba, etc. Además, por su propia condición, suelen estar sobrepastoreados, ya que el caballo aprovecha al máximo la poca hierba que hay. Son pastos que proporcionan solo el 25% de la materia seca que debería tomar el caballo al día.

  • Pastos intermedios

Son campos en los que la hierba tiene altura desigual, con unas zonas con hierba muy pisoteada e incluso sin hierba, otras zonas con hierbas más altas. El caballo podrá consumir el 50% de sus necesidades en estos campos.

  • Pastos de buena calidad

Aportan el 75% de la materia seca que el caballo necesita al día.

  • Pastos de muy buena calidad

Casi sin maleza y sin zonas desnudas, con una altura regular debido a un consumo homogéneo.

Por el momento ya somos conscientes de que, aunque un caballo esté en un campo con hierba, no significa que pueda “extraer” de él todo el alimento que necesitaría.

Cuando determines qué tipo de pasto tienes, podrás calcular cuánto forraje y pienso adicional deberás suministrar, para que, conjuntamente, puedan compensar las calorías gastadas por el caballo durante el día por su activad deportiva o por sus requerimientos basales.

Si el caballo ha finalizado su temporada de trabajo, un buen pasto y algo de forraje adicional serán suficientes para mantener su peso, y no necesitará pienso, o muy poco.

Hasta ahora solo hemos hablado de cantidad, pero llega el momento de hablar de calidad.

Los forrajes son deficientes en algunas vitaminas, minerales y oligoelementos

Con el almacenamiento y el paso del tiempo, los forrajes pierden vitaminas por exposición al aire, a la luz y con el propio procesado. Para que tengas una idea, el 75% de los carotenos (los precursores de la vitamina A) se pierden en las primeras 24 horas tras la cosecha, y el 10% cada mes que pasa. Algo similar ocurre con otras vitaminas.

Los forrajes son pobres en sodio y ricos en potasio. Los mecanismos homeostáticos del cuerpo (aquellos que hacen que todo vuelva al equilibrio si no se exceden unos límites) intentan que el caballo retenga todo el sodio posible si lo necesita, y elimine el potasio que sobra, pero se consigue solo dentro de unos límites. Por eso, debemos proporcionar piedras de sal (cloruro sódico) o suplementos con sal a los caballos. Hay que tener la precaución de resguardar la piedra de sal de la lluvia. El caballo tomará la sal necesaria en función de su carencia de sodio.

Estos mismos mecanismos homeostáticos intentan que el déficit de alguna vitamina, mineral u oligoelemento sea compensado por el organismo restringiendo el gasto en zonas donde son menos importantes, como la piel, el pelo y los cascos. A veces, las deficiencias solo se notan en el mal pelo, la lentitud de la muda y la mala calidad de los cascos.

¿Qué hacer para tener una dieta equilibrada cuando el caballo solo toma forraje o forraje y muy poco pienso?

  • Cuando un caballo (600kg) recibe más de 1,5 kg de pienso al día, las vitaminas, minerales, oligoelementos y otros nutrientes de ese pienso equilibran las deficiencias de los forrajes.
  • Cuando reciben menos de 1,5 kg (0,750-1 kg para ponis), tendrás que suministrar un equilibrador de forraje. Esto es así porque los forrajes no poseen todos los elementos necesarios para una alimentación de primera.

Si te ha gustado este artículo sobre las deficiencias de los forrajes, compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre alimentación equina con el hashtag #NutriciónconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Roger02-02-2021 17:54:47
Gracias por el artículo

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Sistema de estrellas de Pavo para calcular el tipo de pienso que necesita el caballo de deporte

Tienes dos caballos concursando, uno en sociales y otro en GP, ¿les darías el mismo pienso? En el Blog de Pavo hablaremos del sistema de estrellas para que puedas calcular fácilmente...
Leer más >

Alimentar a los caballos con aceites, ¿es bueno?

Las grasas vegetales (aceites) están en la alimentación del caballo de forma natural en pequeñas cantidades en forrajes y granos. Son diglicéridos, triglicéridos, esteroles,...
Leer más >