21 Noviembre 2023

Nutrición


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Maíz en la alimentación del caballo: ¿bueno o malo?

Un día escuché: “Los caballos no deben de tomar maíz en grano porque no son gallinas”. Como teoría científica me parece malísima, pero es una frase muy interesante para que nos quede grabado a fuego en nuestro cerebro que el maíz en grano solo trae problemas, algunos tan graves como la infosura o los cólicos.

En el Blog de Pavo hablaremos de los riesgos del uso del maíz en grano y de cómo convertir este demonio en nuestro aliado.

Para entender las ventajas y las desventajas del maíz tienes que saber primero esto:

El maíz es el cereal con más contenido de almidón

Los piensos suelen tener poco maíz por su alto contenido en almidón. De modo que se reserva su uso para aquellas disciplinas donde es más necesario un contenido explosivo de energía.

Como los recientes estudios sobre el almidón han demostrado que en altas cantidades pueden surgir problemas digestivos y metabólicos, la alimentación del caballo tiende a ser más baja en azúcares y almidón.

Todo esto implica al almidón de todos los cereales, pero hay que tener en cuenta algo muy importante, y es que el maíz es el cereal que más almidón tiene (63%), muchísimo más que la avena (38%).

Pero es que, además, el almidón de maíz en forma de GRANO ENTERO es muy poco digestible (25%), de modo que es muy fácil que llegue al intestino grueso y tener todos los problemas que hemos comentado.

Si añadimos que la estructura del almidón del maíz es compleja, y lo hace particularmente más difícil de digerir antes de su llegada al ciego, generamos el cóctel perfecto para tener problemas. Todo esto, referido al maíz entero en grano.

Cómo se digiere el almidón

El almidón de los alimentos llega al estómago y comienza a digerirse, de ahí pasa al intestino delgado, donde las enzimas digestivas realizan su función y del almidón pasamos a obtener glucosa, que es absorbida en la pared intestinal y pasa a sangre, donde, o es usada como energía o es almacenada para su uso posterior. Esta es la parte beneficiosa del maíz, es una fuente de energía muy potente, cuando se digiere en el lugar adecuado.

Pero, si la cantidad de almidón es muy alta, o es de poca digestibilidad, el almidón, todavía entero, alcanza el intestino grueso y comienza su fermentación, bajando el pH, destruyendo la flora intestinal beneficiosa y liberando toxinas que saldrán a la sangre. Todas estas anomalías conducen a diarreas, cólicos e infosuras.

Procesado del maíz y efectos en la digestibilidad

Por suerte, el maíz en grano puede ser procesado por diferentes técnicas y así mejoramos su digestibilidad hasta conseguir un producto muy interesante para los caballos que realizan un trabajo que requiere mucha energía de liberación rápida.

Maíz troceado

Trocear el maíz aumenta poco la digestibilidad respecto al grano, ya que el masticado del caballo tiene un efecto similar al troceado.

Maíz molido

Si el maíz se muele, mejoramos un poco la digestibilidad, hasta un 60-80%, pero sigue siendo muy baja. De modo que no solo perdemos el 20-40%, sino que ese 20-40% está creando problemas. Además, la partícula es tan fina que atraviesa rápidamente el digestivo, dificultando que las enzimas tengan tiempo para actuar.

Maíz extrusionado

La extrusión al vapor mejora la digestibilidad gracias a la temperatura y al efecto del agua, que lo gelatiniza y hace que sea más fácil que las enzimas digestivas hagan su labor y, a la vez, tiene un tamaño de partícula grande que circula más despacio por el intestino delgado, al contrario que el maíz molido, en el que el tamaño de partícula es mínimo.

Por lo tanto, el más digestible es el maíz inflado, seguido por el maíz en copos. Estos dos tipos son los adecuados para la alimentación del caballo.

Por eso, podrás ver maíz inflado en piensos de alta calidad para caballos que realizan una actividad física intensa o muy intensa, que necesitan energía adicional y rápida, como es el caso de Pavo Triple P .

¿Debo de dar maíz en grano entero?

Nunca.

Si proporcionas maíz en grano, te arriesgas a muchos problemas como diarreas, laminitis y cólicos, entre otros.

¿Puedo dar piensos que lleven maíz en copos o inflado?

Sí, el maíz procesado en copos o inflado ha sido sometido a diferentes tecnologías alimentarias para mejorar su digestibilidad. Además, va en bajas proporciones, de modo que, si se respetan las cantidades recomendadas, no existen riesgos para caballos sanos.

¿Qué caballos pueden tomar piensos con maíz procesado?

Aquellos que realicen trabajos intensos y necesiten un mayor aporte de energía. Siempre deberá ser maíz procesado en copos o inflado, para así aumentar su digestibilidad, y siempre se respetarán las recomendaciones sobre las cantidades.

¿Qué caballos no deberían tomar maíz, ni en su forma de procesado más digestible?

Los caballos obesos, con problemas metabólicos (SME, resistencia insulina, Cushing, etc.) y los predispuestos o que hayan padecido enfermedades como infosura o mioglobinuria.

Resumen

El maíz es un cereal alto en energía muy útil para caballos que realizan mucho ejercicio y que necesitan energía de liberación rápida. Pero, hay que tener en cuenta que en forma de grano entero resulta peligroso, por lo que solo se recomienda su uso procesado en formato copos o inflado (pops) y en pequeñas cantidades.

Nunca se recomienda para caballos con problemas metabólicos.

Si te ha gustado este artículo sobre el maíz en la alimentación del caballo, compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

 

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Nutrición de la yegua gestante: repercusiones antes, durante y después del parto

La correcta alimentación de la yegua durante la gestación repercute no solo en el desarrollo normal del feto y del potro después del nacimiento, sino también en la lactación,...
Leer más >

El salvado de arroz en la alimentación del caballo

El salvado de trigo es bien conocido en la alimentación de los caballos, pero el salvado de arroz no lo es tanto. En el Blog de Pavo hablaremos del salvado de arroz para que conozcas su gran...
Leer más >