26 Junio 2018

Comportamiento


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Manejo y comportamiento de un potro lactante

¿Tu caballo sube mal al van o al camión?, ¿se asusta de los coches o de los charcos?

Hay quien dice que los caballos solo se asustan de dos cosas: de las que se mueven y de las que no se mueven (!).

¿Sabías que todo eso se hubiese podido prevenir cuando era lactante?

En este artículo del Blog de PAVO vamos a concienciarnos de la importancia de un buen manejo del potro lactante ya que repercutirá enormemente en el comportamiento equilibrado de un caballo adulto.

Premisas para el manejo adecuado del potro joven

El espacio exterior

En los primeros días de vida el potro va a estar la mayor parte del tiempo echado. Por ello, debemos aportarle una cama confortable y un lugar suficientemente amplio como para que pueda estar tumbado pero también esparcirse y jugar.

El estar en un box, aunque sea estupendo, no va a aportar las condiciones suficientes para que se le garantice:

  • Una actividad física correcta
  • Una actividad mental de aprendizaje por interacción con el ambiente.

Está demostrado que este bienestar del animal en los primeros días de vida no solo se va a reflejar en esos días, sino que se reflejará también en el resto de su vida y en la interacción con el humano. Así que imagínate la importancia del manejo de los primeros días en el comportamiento del resto de la vida del animal.

El potro debe estar al aire libre donde pueda jugar, mordisquear hierba e interaccionar con el ambiente.

Nos lo cuenta Alberto Redondo, profesor de Etología en la Universidad de Córdoba..


Vídeo de la importancia del juego en los primeros días de vida del potro

La personalidad de cada potro

Hace ya cuarenta años que los científicos han demostrado que los caballos tienen personalidad, y esta debe de ser entendida y perfectamente conocida a la hora de planificar su manejo.

Entendemos por personalidad el conjunto de rasgos y cualidades que, repetidas en el tiempo, configuran la manera de ser de un animal y lo diferencian de los demás.

Para entender la personalidad de tu potro, responde a preguntas similares a estas:

  • ¿Cómo es de agresivo?
  • ¿Cómo es de juguetón?
  • ¿Cuánto se asusta de las cosas?
  • ¿Cuánto confía en nosotros?

Existen más características, pero con estas ya te puedes hacer una idea.

La idiosincrasia de la raza

Todos sabemos que “la función hace la forma”. Las razas de caballos se han seleccionado durante años para desarrollar una determinada actividad y dentro de esta selección también se incluyó el carácter y el temperamento.

La velocidad de desarrollo de la raza

Por ejemplo, el Pura Sangre Inglés va a tener un desarrollo mucho más rápido que un Pura Raza árabe.

Esa madurez más tardía hay que tenerla en cuenta y pensar que, a igual edad, trabajaremos con un adolescente en lugar de con un adulto.

La velocidad de desarrollo está muy ligada a la raza, pero merece mención aparte.

El respeto al humano

Un exceso (abuso) de confianza del potro hacia el hombre puede llegar a causar problemas en el animal adulto.

La curiosidad del potro hace que este se vaya acercando a las personas y tenemos la tentación de jugar con él, de darle demasiadas caricias, de consentirlo mucho. Dejamos que se acerque demasiado, incluso que se apoye en nosotros, casi como si de un perro se tratase porque su tamaño es muy pequeño.

El problema surge cuando el potro crece y si no le hemos enseñado a respetar nuestro espacio puede resultar peligroso incluso sin que el caballo tenga intención de hacer daño.

Son animales ya de 300-500 kg que siguen empujando a las personas, muerden la ropa o dan cabezazos. Es el mismo juego que le permitíamos cuando eran muy pequeños y entonces resultaba gracioso, pero ahora puede hacer daño.

Existen diferencias de opinión, entre expertos, sobre lo positivo o negativo de técnicas condicionantes del comportamiento como el imprinting que puedes leer en el enlace.

Las madres suelen disciplinarlos, y lo ideal es tenerlos en una manada, en la que tanto la madre como terceros caballos ponen límites y les van enseñando de modo natural lo que se puede o no hacer, sobre todo en cuanto al respeto del espacio.


Vídeo sobre la personalidad del potro

Por todo esto, cada potro va a ser diferente y no hay una regla fija.

Hay que preguntar a los expertos, formarse y asesorarse, para no cometer errores en esas primeras fases de la vida de un potro que tanto van a influir en el comportamiento de ese animal cuando sea adulto.

Conseguir un comportamiento equilibrado es tan importante como cuidar su alimentación y su salud.

Si te ha gustado el artículo, compártelo con tus amigos que críen potros y quieran mejorar su comportamiento y manejo.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.


 

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Imprinting en el potro y su manejo temprano

El imprinting es un manejo especial del potro en el cual la persona interactúa con el animal y establece un vínculo que además permanecerá toda la vida. El...
Leer más >
¡Personaliza su dieta!

Pavo te ofrece su dieta en 5 pasos. Un dieta más saludable que le permitirá estar en las mejores condiciones. Pídela totalmente gratis.

Ir a dietacaballo