12 Abril 2022

Salud


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Masticación y salivación en el caballo

La digestión de los alimentos ya se prepara en la boca. Tanto la masticación como la salivación reacondicionan el alimento con la finalidad de que cuando llegue al estómago esté en las mejores condiciones posibles para que los jugos, encimas y microbiota puedan actuar.

En el Blog de Pavo hablaremos de la importancia de la masticación y la salivación para que conozcas su relación con la salud digestiva y el aprovechamiento de los alimentos.

Importancia de la masticación en la digestión

La saliva en el caballo tiene una incidencia directa en su salud. La saliva se produce en mínima cantidad cuando el caballo no mastica, y va aumentando gradualmente cuanto mayor es la masticación.

Cuando proporcionamos cereales o pienso, el caballo puede terminarlo en 5 minutos, lo que significa muy poca producción de saliva. Tendremos que basarnos en el forraje para provocar una masticación prolongada.

La saliva ablanda, humedece y envuelve el alimento en la boca, facilitando su deglución sin lesionar la mucosa del esófago. Tiene, por tanto, un efecto lubricante y emoliente.

Pero la función más importante es su efecto tampón en el estómago. Un caballo puede llegar a producir unos 35 o 40 litros de saliva diarios si mastica adecuadamente, lo que neutralizaría todo el ácido del estómago.

A diferencia de los humanos, que apenas producimos ácidos estomacales si no comemos, en el caballo se producen de manera continua (o casi, porque aunque en potros es totalmente continua, en adultos tiene interrupciones de unos 15 minutos), tenga o no comida en el estómago. Esto es así por su naturaleza herbívora.

En condiciones normales, un caballo pasta continuamente y solo deja de hacerlo para dormir, interactuar con la manada o huir. La hierba que va entrando al estómago junto con la saliva que se produce al masticarla va neutralizando todo ese ácido, de modo que se logra un pH óptimo para digerir el alimento.

Si el caballo permanece en el box y solo come 2 veces al día, tendrá grandes periodos sin ese alimento y sin esa saliva que neutralice la acidez. Esto predispone muchísimo a padecer úlceras gástricas.

Por otro lado, cuando el animal reciba la comida tras esos periodos tan separados, tendrá gran ansiedad por comer, lo hará más rápido y masticará menos. Como ya sabemos, la producción de saliva está relacionada con la masticación, y también salivará menos. De modo que, la cantidad será insuficiente para hacer ese tampón del ácido.

La masticación tiene efecto directo también sobre el tamaño de partícula que llega al estómago. Si el alimento llega poco troceado, el digestivo no podrá aprovechar el alimento del mismo modo que si llegase más desmenuzado. La solución tampoco sería triturar más el cereal o hacer los pellets del pienso más pequeños, ya que entonces masticaría menos y entramos otra vez en el círculo vicioso de salivar menos.

Por la tanto, la saliva y la masticación tienen un papel primordial a la hora de favorecer la digestibilidad del alimento y de neutralizar el ácido del estómago, previniendo úlceras y favoreciendo la digestión para optimizar el aprovechamiento de los alimentos.

Cómo aumentar la masticación y salivación en el caballo

  • Revisando su salud dental al menos una vez al año. La frecuencia puede ser mayor en animales con problemas. Es imposible una buena masticación con problemas en la boca. Tienes más información en Cuidados de los dientes del caballo 
  • Teniéndolo en el campo el mayor tiempo posible. Estará comiendo muy frecuentemente, de modo que en ningún momento tendrá el estómago vacío.
  • Proporcionando forraje la mayor parte del tiempo. Similar al anterior, en cuanto termine el forraje, hay que reponerlo inmediatamente.
  • Añadiendo piensos con mayor tamaño de gránulo. Está demostrado que el mayor tamaño de gránulo ralentiza la ingesta.
  • Suministrando el forraje antes que el pienso para disminuir la ansiedad por la comida y que mastique el pienso con más tranquilidad.
  • Mezclando el pienso habitual con piensos que prolonguen el tiempo de masticación. Son piensos a base de mezclas de forraje y por lo tanto altos en fibra.


Pavo DailyPlus
Para prolongar la masticación

¿Conoces nuestro Podcast sobre caballos? Estamos en las plataformas más importantes.

 

Si te ha gustado este artículo sobre la masticación y la salivación, compártelo con los amigos a los que les pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

 

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Problemas de aplomos en potros: deformaciones angulares

Las deformidades angulares son enfermedades del crecimiento del potro que afectan a las articulaciones de las extremidades y producen desviaciones de los aplomos que podemos ver desde la parte frontal...
Leer más >

La yegua produce leche sin estar preñada, ¿galactorrea o leche de bruja?

Un día cepillando a la yegua nos encontramos con una ubre agrandada y que produce leche, pero nosotros sabemos que no está preñada porque no la hemos cubierto. En un primer momento...
Leer más >