24 Agosto 2021

Comportamiento


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Cómo evitar el estrés en el caballo durante la competición

El estrés tiene efectos físicos en el organismo del caballo, no se trata solo de algo mental. Estas alteraciones, que son necesarias en momentos determinados y resultan positivas, se convierten en un enemigo cuando se prolongan en el tiempo.

En el Blog de Pavo hablaremos sobre las pautas para evitar el estrés negativo en el caballo de deporte durante los concursos.

Estrés positivo o eustrés y estrés negativo o distrés

Tenemos que comenzar explicando que no todo el estrés es negativo. En realidad, es un mecanismo de supervivencia que nos prepara para la huida. Todas las hormonas que se liberan en un momento de miedo o tensión sirven para estar mejor preparados ante un peligro y ayudan a que el corazón lata más fuerte, llegue más sangre a los músculos y más oxígeno a los pulmones.

En cuanto el peligro pasa, las hormonas vuelven a sus niveles normales y el organismo se reequilibra.

El problema surge cuando esos momentos estresantes se prolongan en el tiempo.

Podemos distinguir un estrés mental que sería ese nerviosismo que vemos en los caballos antes de competir al prever lo que va a pasar y un estrés físico, que sería el producido durante la competición fruto del ejercicio intenso.

El primero se reduce preparando la mente del caballo, y el segundo con un entrenamiento apropiado.

Cualquiera de los dos prepara el cuerpo para rendir más y puede venir bien para competir. Es un estrés positivo. Del eustrés se repondrá rápidamente con los descansos necesarios si está bien entrenado.

Pero si la competición se prolonga durante días o si los concursos se repiten demasiado frecuentemente, o si se sobreentrena (no siempre es por competir), aparece el estrés negativo o distrés.

Síntomas de estrés en el caballo

Fatiga, disminución del rendimiento, taquicardia, nerviosismo, temblores, sudoración, pérdida de peso, inapetencia, diarrea y otros síntomas digestivos.

En ocasiones, estos síntomas no son muy manifiestos e incluso pasan desapercibidos porque son atribuidos al cansancio normal tras competir, pero si hiciésemos un análisis veríamos que no hay respuesta del cortisol al ejercicio intenso, que sería lo normal como medio de reacción de un cuerpo sano.

Cuando sucede esto también se ha visto que hay otras hormonas alteradas, de modo que todos los órganos pueden verse afectados y el sistema inmune pierde eficacia, lo que significa que hay más predisposición a enfermedades.

Cómo reducir el estrés en los concursos ecuestres

El trabajo para reducir el estrés comienza antes de la competición. Hay que preparar la mente del caballo.

Antes de la competición:

  • Posibles estresores

Un lugar nuevo no es el propicio para intentar que aprenda cosas. Si sabes que en la competición va a haber altavoces, lonas, colores intensos, ruidos..., desensibilízalo antes, en tu casa con refuerzos positivos, y que ver una lona de un anunciante o un altavoz no sea un estresor más durante el concurso.

  • No te estreses tú

Practica técnicas de relajación para ir tranquilo y no transmitirlo al caballo. Si tú estás nervioso, el caballo lo notará. Ir con el tiempo justo no tranquiliza a nadie, anticípate.

  • Qué relaja a tu caballo

Algunos se relajan con unos minutos de cuerda, otros con estiramientos, otros pastando... Descubre qué usar en esos momentos que ves a tu caballo más nervioso de lo normal.

  • Nivel de competición

Asegúrate de que el nivel de competición al que lo presentarás es el adecuado al nivel de entrenamiento y cualidades físicas de tu caballo. Comienza con competiciones cercanas y de bajo nivel para “pistearlo” y generar una experiencia positiva.

Un nivel inferior te tranquiliza a ti, que no sientes la presión, y a él que irá sobre seguro. Una primera experiencia de competición que sea positiva puede marcar la diferencia en su vida deportiva.

  • Estrés por transporte

Parte del estrés en la competición ecuestre se produce durante el transporte. Es este artículo de nuestro blog, El estrés en el transporte, te damos pautas para minimizarlo.

  • Ansiedad por separación

Otra causa de estrés puede ser la ansiedad por separación de su manada. Si vas a competir, practica una separación paulatina y por tiempos cortos de su manada o del caballo hermanado. Esto le permitirá entender que será por poco tiempo y que volverá. No solo disminuirá su nerviosismo compitiendo, sino todos los días en que tengas que separarlos.

  • Suplementos

Usa suplementos que reduzcan el nerviosismo. Ten en cuenta que actúan tras un consumo durante un tiempo más o menos prolongado. No son válidos si solo los proporcionas el día de la competición.

  • Pienso

Usa piensos que basen su energía en la fibra y las grasas y no en el almidón. Las grasas proporcionan energía que no 'calienta' a los caballos, ayudando a reducir su nerviosismo.

Durante la competición:

  • Vecinos

Los caballos hacen amigos o enemigos de modo inmediato. Si ves que tu caballo no tiene una buena relación con el caballo del box contiguo, pide que lo cambien de box.

  • Momentos de ocio

Llévalo a pastar, pasear o a zonas tranquilas alejadas del ruido siempre que sea posible. Salir le permitirá estirarse y descansar su mente de ruidos y bullicio.

  • Calentar y desahogar

Durante una competición los caballos salen del box menos que en circunstancias normales, así que cuando vayas a calentar para competir, tal vez necesite más tiempo de estiramientos y desahogo que en condiciones normales.

  • Tumbarse y sueño reparador

El sueño reparador y dormir tumbados están correlacionados. Tienes más información en la publicación Sueño de calidad y su relación con la salud del caballo

  • Entretenimiento

Suministra forraje a libre disposición, que además de disminuir el riesgo de úlceras gástricas, le proporcionará distracción. Si en el box de tu casa tiene artículos de entretenimiento, llévalos.

Después de competir:

  • La manada y el campo

Está demostrado que los caballos que viven en compañía de otros están más equilibrados 

Aprovecha el poder de la manada o el de un caballo amigo, y de vivir en semilibertad.

  • Aprende y mejora

Al final de la competición repasa lo que ha sucedido y prepárate para no cometer ese error en la siguiente.

Si al final del día no realizas una recapitulación consciente de todo lo que ha sucedido, puede que no lo interiorices lo suficiente como para poner medios y evitarlo la próxima vez.

Si es necesario, escribe lo que hayas notado que lo ha estresado más y desensibilízalo en casa para otra ocasión.

Como puedes ver, que el caballo sufra menos estrés en la competición de debe en un 90% al trabajo previo en su casa.

Si te ha gustado este artículo sobre cómo evitar el estrés durante las competiciones, compártelo con los amigos a los que les pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, usa los comentarios y responderemos a tus preguntas.

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Cómo motivar a un caballo para un entrenamiento más efectivo

Un caballo motivado es un caballo centrado en el trabajo, que va hacia adelante, que aprende y es feliz. Buscar esa motivación no es tan difícil como parece. En el Blog de Pavo daremos...
Leer más >

Los caballos calientes: cómo solucionarlo

Tener un caballo que se calienta fácilmente puede terminar con la paciencia del jinete más templado, por no hablar del peligro que conlleva. En el Blog de Pavo hablaremos del caballo caliente...
Leer más >