02 Marzo 2021

Deporte


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Cuál es la mejor embocadura para un caballo

Cuando surge un problema con la boca, la docilidad, el posicionamiento de la cabeza o algún tipo de resistencia en la mano, la culpa se la lleva, en primer lugar, el caballo y en el segundo, el bocado. ¡Es curioso que casi nunca la culpa es nuestra! Lee esto con mucha ironía.

En el Blog de Pavo hablaremos sobre cómo escoger la embocadura de tu caballo y cómo reflexionar más allá de la brida.

Cómo elegir la embocadura para el caballo

Tipos de embocaduras por su mecanismo de acción:

  • Embocaduras cuya presión en la boca es la misma que la que aplica la mano: filetes.
  • Embocaduras de palanca, es decir, aquellas que aplican una presión en la boca que se multiplica en proporción a la longitud de las barras. Reciben denominaciones como bocados, frenos... Son, en general, aquellas que usan cadenillas o barbadas.

Las camas o barras laterales de los bocados actúan como brazos de palanca, que cuanto más grandes son, con la misma fuerza aplicada, multiplican la presión en los asientos de la boca (donde se apoya el cañón).

Eso significa que, aunque pensamos que hacemos una fuerza pequeña, esta se multiplica. Por ejemplo, en un bocado con unas barras de 9 cm, la presión se multiplica por 10, aproximadamente. Una tracción en la rienda de 100 g supone una presión sobre la boca de 1 kg.

Este sistema de palancas funciona igual para los hackamore, pero la presión se hace sobre la nariz en lugar de sobre la lengua y las barras.

Hay que tener mucho cuidado con todas las embocaduras que lleven palanca porque no somos conscientes de la fuerza que se aplica.

Elegir el tamaño correcto

Anchura

Cuando la anchura es la correcta, las anillas o las barras no contraen los labios hacia el interior de la boca ni quedan separadas de los labios.

Grosor

Cuanto más fina es la porción que va en el interior de la boca, más dolor causa. Esto sucede así por la misma razón que sujetar una bolsa de asas finas causa más dolor en tus manos que una bolsa de asas gruesas.

Qué debemos revisar antes de cambiar una embocadura por otra más dura

Cuando un caballo saca la lengua, sujeta el bocado, cabecea o realiza cualquier otra “protesta”, seguro que recibes muchos consejos: aprieta la muserola, cambia de bocado, ponle tijerillas... y otra muchas más, todas ellas relacionadas con el uso o tipo de brida.

Te invitamos a que pienses más allá de la brida, porque cerrar más la muserola impedirá que saque la lengua físicamente, pero el motivo que lo origina seguirá ahí. Y lo mismo sucede con muchos “dispositivos” que supuestamente ayudan a facilitar la monta.

Revisa:

La boca del caballo

Debemos de llamar al veterinario odontólogo equino para que haga una revisión completa de la boca.

Los picos en las muelas, especie de cuchillos que laceran la lengua y la parte interna de las mejillas, producen tal dolor que el caballo responderá mal a cualquier bocado que lleve. Lo mismo sucede con otras enfermedades o problemas en la boca.

¿Te imaginas el dolor que ya tiene? Seguro que tú también “protestarías”.

Niveles de energía

A veces, los caballos no necesitan un bocado más fuerte, sino un ajuste en los niveles de energía en la comida, que es demasiado alta para sus necesidades, y un replanteamiento de las horas de ejercicio, que seguro es escaso en el tiempo.

Los caballos que están “fuertes” necesitan salir más y tener una dieta más baja en energía.

Tienes más información sobre esto en El caballo nervioso: cómo ayudarle

Si tiene miedo o necesita más aprendizaje

Otras veces, el caballo tiene tanto miedo ante alguna situación nueva que toda experiencia que tenga bajo esa sensación no valdrá para nada positivo (lo puedes leer en Los caballos con miedo no aprenden). Lo único que sucederá es que se vuelva cada vez más duro de boca.

La embocadura no hace milagros. Cuando hay un problema detrás, subir a una embocadura más dura no lo solucionará, solo lo encubrirá.

Si tras montar una hora, te duelen las manos, imagínate su boca. Puede que te recomienden una embocadura de palanca. ¿La recuerdas? Esa que multiplica la presión, esa con la cual, ejerciendo 100 g de fuerza, aplicarás 1kg en la boca del caballo. Ya no te dolerán las manos, pero su boca seguirá recibiendo el mismo kg de castigo, solo que ahora pensarás (equivocadamente) que ha mejorado, porque lo dominas con un ligero movimiento de mano.

Antes de cambiar a una embocadura más dura, pregúntate qué problema hay detrás.

El mejor bocado es el que hace menor daño

El bocado no da órdenes al caballo, las da la mano, el peso y la pierna (y la voz). Que el caballo responda al bocado significa que entiende tu idioma. Si no le das tiempo a aprender el idioma, te basarás en la fuerza y en el dolor que aplica. Es muy fácil recurrir a un bocado que castigue más, cuando no tenemos paciencia a la hora de explicar el idioma.

Está claro que un caballo se detendrá mucho más obediente cuanto más le duela la boca, pero lo realmente bonito es ver que casi cuando piensas que quieres detenerte, tu caballo se para, ¡como por arte de magia! El entendimiento ha llegado a tal nivel que una mínima señal, que ya casi no eres consciente de que realizas, es entendida.

Si esto es posible mejorando la comunicación, haciendo que conozca el idioma, ¿para qué quieres un bocado más duro?

Si te ha gustado este artículo sobre cómo elegir el bocado para tu caballo, compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre deporte ecuestre con el hashtag #DeporteconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

***

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Alcances en los caballos: por qué se producen y cómo evitarlos

Cuando dices “mi caballo no se alcanza”, ¿realmente lo sabes?, ¿has comprobado los protectores? Porque las rayas que tienen no se han producido mientras estaban en el arcón...
Leer más >

Ejercicios para fortalecer el core o core training para caballos

Cada vez somos más conscientes de la importancia del entrenamiento del caballo pie a tierra tanto antes de comenzar a montarlo como cuando ya es un experimentado deportista. En el blog de Pavo...
Leer más >