07 Junio 2022

Morfológico


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Diferencias entre caballos, ponis, caballos miniatura y enanismo

Si el PRá es una raza de caballo y no de poni, ¿por qué has oído que cierto caballo pura raza árabe es un poni D?

En el Blog de Pavo hablaremos de los caballos, los ponis, los caballos miniatura y de los caballos con enanismo para que no vuelvas a tener dudas.

Caballos y ponis

Podemos distinguirlos por la alzada o por variaciones morfológicas, pero lo más interesante es saber que su alimentación debería ser diferente también en cuanto a su ingesta calórica.

Alzada

Un poni es un caballo cuya alzada, medida en la cruz sobre una superficie llana, no pase de 148 cm sin herraduras o 149 cm con herraduras. La condición de poni también deberá figurar en su LIC o Pasaporte, u otro documento de identificación.
Para acreditar la categoría del poni (clasificación según alzada), deberá estar provisto del correspondiente Certificado de Medición homologado por la RFHE, que deberá presentar en cuantas competiciones participe.

Para competir, y según el reglamento de salto con ponis de la RFHE, estas serían las medidas sin herraduras. Si tuviese herraduras, se sumaría 1 cm más:

  • Ponis A, hasta 1,10 m
  • Ponis B, de 1,10 hasta 1,30 m
  • Ponis C, de 1,30 hasta 1,40 m
  • Ponis D, de 1,40 hasta 1,48 m

La medición será definitiva cuando el poni tenga 8 años.

Por lo tanto, en competición la diferencia entre el poni y el caballo se basa estrictamente en la medida a la cruz.


Diferencias entre caballo y poni

Características morfológicas

Capa y crines

En general, los ponis tienen mayor cantidad de pelo en las crines, y el pelo de cobertura corporal también suele ser más largo. Esto es debido a que muchas de estas razas proceden de climas fríos o han crecido en condiciones ambientales duras.

Cabeza y cuello

La cabeza es más grande en relación con cuerpo en los ponis que en el caballo. Además, el cuello suele ser más corto y ancho.

Cuerpo

Más corto y su abdomen es de circunferencia más redonda en el poni que en el caballo.

Extremidades

Cortas en el poni. Es frecuente la grupa doble.

Hueso

Más ancho, en general, en los ponis que en las razas de caballos de sangre templada o caliente. Podríamos compararlos a los caballos de sangre fría.

Por lo tanto, la imagen global del poni frente a la del caballo se considera más rechoncha.

Temperamento

A menudo, se dice que los ponis son más testarudos y tienen peor temperamento que los caballos, pero dependerá más de su raza o del trato y manejo recibido, que de ser poni.

Alimentación

La alimentación de un poni y un caballo es prácticamente la misma, pero hay que considerar que el metabolismo de un poni es más lento y, por tanto, requerirá de menos energía para el mismo trabajo.

Por eso, los ponis tienden a ganar peso fácilmente, lo que los clasifica en la categoría easy keeper.

Esa tendencia a engordar también los predispone a enfermedades metabólicas como la resistencia a la insulina, síndrome metabólico o la infosura, entre otras.

Enanismo en los caballos

El enanismo es una enfermedad genética de carácter recesivo que se puede producir en casi cualquier raza, pero suele aparecer más en aquellas razas seleccionadas para ser pequeñas.

La cabeza es demasiado grande en relación con el cuerpo y está deformada con una frente grande y abultada. Además, la mandíbula sobresale por delante del maxilar y los ojos son saltones, a veces desviados. Pueden existir otro tipo de anormalidades y variaciones en la intensidad de las deformaciones.

Las extremidades tampoco son normales. Son más cortas y, o bien se deforman al crecer, o ya nacen con anormalidades articulares y de tendones. Las deformaciones son variables en localización e intensidad, llegando en algunos casos a necesitar férulas en las extremidades.

Las deformaciones en el feto incluso pueden producir abortos.

Debido a las deformidades, otros sistemas se pueden ver afectados como el digestivo o el respiratorio.

Que sea una enfermedad recesiva significa que, para padecerse, el caballo debe de tener los dos alelos del enanismo. Además, puede haber animales portadores (solo un alelo) que no lo manifiesten, pero pueden transmitirlo a sus hijos, de modo que si se cruzan con otro portador, pueden dar lugar a un animal con enanismo.

Los caballos portadores no deben de utilizarse como reproductores. El modo de confirmar si un animal es portador es que haya tenido algún hijo con enanismo en su descendencia, o por pruebas genéticas, que ya existen.



Caballo con enanismo

Caballos miniatura

Son caballos de pequeña alzada, pero que conservan las proporciones de un caballo y, por tanto, no tienen esas variaciones morfológicas que comentábamos, que le aportan el aspecto rechoncho de los ponis.

El más conocido es el Falabella


En los caballos miniatura se mantienen las proporciones 

Si te ha gustado este artículo sobre las diferencias entre ponis, caballos, enanismo y caballos miniatura, compártelo con los amigos a los que les pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

El caballo Holsteiner: la raza de entre mares

El caballo de Holstein o Holsteiner es grande y potente, pero equilibrado y elegante. Esto ya nos da una idea sobre las disciplinas donde destacará. En el Blog de Pavo hablaremos de esta raza...
Leer más >

El poni Shetland: desde las islas a todo el mundo

El poni Shetland o, más apropiadamente, de las islas Shetland es originario de este archipiélago de la zona más al norte de Escocia, donde la selección natural debida a los...
Leer más >