23 Julio 2019

Salud


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

El asma en el caballo: problemas con el forraje

En estas fechas las redes sociales están inundadas con fotografías de orgullosos ganaderos que muestran su almacén lleno de forraje. No nos extraña, al menos el 70% de la dieta del caballo debe de ser forraje, y tener esta parte cubierta proporciona mucha tranquilidad.

Pero, ¿qué ocurre si nuestro caballo no puede tomar ese heno porque tiene alergia a su polvo? ¿Cómo llenamos ese 70% de la dieta?

En el Blog de Pavo hablaremos del asma en los caballos y del manejo de cuadra que es necesario para mejorar la salud de esos caballos que sufren insuficiencia respiratoria por alergias al polvo.

Síntomas del asma en el caballo

El principal síntoma de esta enfermedad es una tos crónica seca.

El moco que solemos ver de forma habitual en los ollares, fluido y transparente, aparece en mayor cantidad.

Ollares dilatados para aumentar la entrada de aire. Nos da la sensación que el caballo estuviese haciendo ejercicio, cuando en realidad está parado en el box.

Esta misma sensación la tenemos cuando observamos el abdomen que intenta compensar esa falta de aire empujando el diafragma para llenar de aire los pulmones creando lo que se llama una respiración abdominal.

En definitiva, es un caballo con dificultad respiratoria en diferentes grados y con tos seca crónica. También se denomina EPOC (Enfermedad Pulmonar Obstructiva Crónica)

Origen del asma o EPOC del caballo

La cama

Esta enfermedad suele aparecer en caballos que están mucho tiempo estabulados ya que tanto la cama como la poca ventilación hacen que la densidad de materia en suspensión sea mayor que en el campo. Cada vez que el animal se mueve, remueve la cama y levanta polvo. Otros animales en las mismas condiciones no la padecen, y esto es así ya que para sufrirla el caballo debe estar hipersensibilizado, es decir, ser alérgico.

Debemos de tener en cuenta que hablamos de un animal con hipersensibilidad, y que mínimas cantidades de polvo estimulan la enfermedad.

Un ejemplo nos ayudará a entender que, aunque la cama del caballo esté impecable, existen esas cantidades mínimas de polvo.

Sabemos que en aquellas personas alérgicas a las abejas, simplemente, con una picadura comienza el cuadro de alergia que, a su vez, puede desencadenar el choque anafiláctico e incluso la muerte. Una persona no alérgica, con una sola picadura solo desarrolla un cuadro de dolor e inflamación muy localizado.

Lo mismo sucede con nuestros caballos, un caballo alérgico al polvo, desarrollará el cuadro, por muy limpia de excrementos que tenga la cama.

El forraje

La alergia al polvo es un concepto muy general que engloba alergias a las esporas del Aspergillus fumigatus, un hongo que es habitual de henos y pajas almacenados en condiciones de humedad superiores al 20 o 30%. Existen también algunas bacterias y ácaros, que crecen en estas mismas condiciones de humedad, que también inducen la alergia. Los ácaros del polvo se alimentan de esporas y las liberan en sus heces, de modo que el ácaro puede producir alergia por sí mismo y por sus heces.


El polvo del heno es la principal causa de asma

Tratamiento del asma en el caballo

Las alergias no tienen cura, pero se puede mejorar mucho la sintomatología reduciendo la exposición a los alérgenos y aplicando tratamiento médico en las crisis respiratorias o cuando el cuadro empeora, para aliviar al caballo y que pueda ventilar mejor.

Tratamiento médico

Los tratamientos medicamentosos pueden tener efectos secundarios importantes, por eso debes de reservarlos a estas crisis. Tu veterinario te prescribirá los más apropiados y sus dosis, teniendo en cuenta la gravedad de los síntomas de tu caballo.

Es muy frecuente que este tipo de tratamiento sea positivo al dopping y también deberá tenerse en cuenta.

Tratamiento preventivo

Por los efectos secundarios de los medicamentos y que estos pueden dar dopping, lo fundamental es disminuir la presencia de los alérgenos, que no es tarea fácil, pero a la larga es lo más saludable.

Puntos a controlar:

  • Asegurarnos de que la humedad en el almacén sea baja.

Como vimos al principio del artículo, el origen son grados de humedad altos durante la conservación del forraje ya que aumentan la presencia de los alérgenos.

Asegurarnos de comprar heno y paja segada y empacada en condiciones de baja humedad.

Existen en el mercado secaderos de forraje que garantizan el empacado en condiciones de humedad muy baja.

  • Suministrar henolaje

El henolaje es una especie de ensilado para caballos. Si tú mismo elaboras el forraje, puedes cambiar el sistema de conservación y en lugar de elaborar pacas o rollos de heno, puedes “ensilar” la hierba. Asesórate bien para elaborarlo correctamente pues no es el mismo proceso que el ensilado para vacas. Funciona muy bien respecto a este tipo de alergias.

  • Mojar el heno

Moja el heno por inmersión en agua durante unos 30 minutos para que el polvo no flote en el ambiente. Ten en cuenta que la alergia se produce por la inhalación de los alérgenos, no por su ingestión.

  • Usar suelos de caucho en lugar de camas de paja o viruta.
  • Administrar sustitutivos de los forrajes habituales

En el mercado existen sustitutivos totales o parciales de forrajes que están perfectamente envasados, de modo que se mantiene su grado de humedad lo suficientemente baja como para impedir el desarrollo de hongos y ácaros.

Sustitutivos de forraje como alternativa de alimento en caso de asma en el caballo

En piensos Pavo tenemos 4 tipo de sustitutivos:

Sustitutos totales del forraje

Pavo Dailyplus: forraje equilibrado para combinar con el pienso.

Sustitutos parciales del forraje, que debes mezclar con tu forraje

Así puedes aprovechar forraje que ya hayas comprado, pero recuerda humedecerlo siempre para que el polvo no flote en el ambiente.

Si llevas el caballo al prado, con la hierba que pasta en libertad y estos sustitutos tendrás cantidad suficiente de fibra sin necesidad de usar heno.

Pavo Speedebeet

  • De 50 a 400 g/100 kg de peso del caballo, y el resto complementarlo con heno mojado o hierba en el campo.

Pavo FibreNuggets

  • 0,5 – 1kg/ 100 kg de peso del caballo. El resto complementarlo con hierba en el campo o heno mojado.

Pavo FibreBeet

  • Está pensado como como complemento al forraje para mejorar la condición física del caballo a ración de 100g /100 kg de peso del caballo, pero esta dosis puede aumentarse hasta 1 kg/ 100 kg de peso y entonces es casi un sustitutivo del forraje.

Los sustitutivos parciales del forraje combinados con la estancia del caballo en el campo evitarán que tengas que dar heno con polvo, esporas y ácaros, que le causan el asma.

Es muy importante que el caballo permanezca el mayor tiempo posible en el campo. En invierno puedes guardarlo a la noche en el box y darle su ración de fibra en forma de estos sustitutos, y en verano también puedes complementar la hierba que ya escasea.

Tenerlo en el campo además mejora la calidad del aire que respira, tanto por mejorar la ventilación al no tenerlo entre cuatro paredes como por no estar encima de la cama que siempre tiene algo de polvo.

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre salud equina con el hashtag #SaludconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

***

Si te ha gustado este artículo sobre el asma del caballo, compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Osteocondrosis del caballo (osteocondritis, osteocondrosis disecante)

La Osteocondrosis en el caballo es otra de esas enfermedades ligadas a la domesticación. Cada vez queremos caballos más altos, más fuertes, más veloces y que además crezcan...
Leer más >

Cuidados del potro recién nacido

No hay nada más delicado (ni más fuerte a la vez) que un potro en sus primeros días de vida. En ellos parece que todo va bien o todo va mal, no hay término medio. En el Blog...
Leer más >