27 Agosto 2019

Comportamiento


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

El baile del oso en el caballo: un vicio de cuadra

Baile del oso, tiro del oso o mal del oso son algunos de los nombres que recibe este vicio de cuadra del caballo por su similitud al balancear del oso.

En el Blog de Pavo hablaremos de esta estereotipia para que puedas prevenirla o minimizar su existencia.

¿Qué es el baile del oso en el caballo?

El caballo balancea la cabeza de lado a lado de forma repetitiva. Este movimiento puede afectar solo a cabeza y cuello o alcanzar las extremidades y el caballo se apoya alternativamente de una mano o en otra.

Al baile del oso, tragar aire y otros problemas de comportamiento del caballo se les conoce como vicios de cuadra porque es ahí donde se desarrollan, mientras que en la naturaleza no existen.

El baile del oso es una estereotipia del caballo, es decir un movimiento o acción repetida en el tiempo que no tiene un fin ni una función determinada.

Como el resto de las estereotipias, se desarrolla como un círculo vicioso que comienza con una causa que suele ser estrés o falta de estímulos, que el caballo intenta compensar con una actividad física sustitutiva. Esta acción repetitiva consigue liberar endorfinas (hormonas del placer) que le producen cierta relajación y bienestar. En cuanto el caballo asocia el bienestar con ese movimiento, lo repite en el tiempo aunque la causa haya desaparecido.

Hay que tener muy en cuenta este hecho para darnos cuenta de que cuanto antes pongamos medios para solucionar el problema, más fácil será que el caballo responda correctamente a la terapia.

¿Qué NO hacer en el baile del oso?

El movimiento se realiza muy a menudo en la ventana del box, por lo que muchos propietarios o cuidadores cierran la ventana, aumentado todavía más la ausencia de estímulos externos.

Otra solución rápida es atar al caballo a dos vientos, pero volvemos al mismo fallo: todavía reducimos más el movimiento a un caballo al que le hace falta hacer ejercicio.

Tratamiento y prevención del mal del oso

Lo más importante es conseguir que la vida en el box se parezca a vivir en el campo:

  • El box debe de ser lo más amplio posible
  • Ventanas amplias y que las vistas tengan actividad

De poco vale que la visión desde la ventana del box sea un muro. El caballo debe de poder ver actividad, situaciones cambiantes, en definitiva, entretenimiento.

  • Tener al lado un caballo amigo

Los caballos desarrollan amistades y enemistades con otros caballos. Coloca en boxes contiguos los caballos que se llevan mejor y los más hermanados. Si además se pueden tocar, mucho mejor. Lo ideal sería que compartiesen momentos del día con otros caballos.


Los caballos necesitan interactuar entre ellos
No conviertas el box en una burbuja de aislamiento

  • Salir todos los días al exterior

El caballo tiene que hacer ejercicio, al menos, una hora. El día que no entrenas libéralo en una pista para que desahogue.

  • Llevar el caballo al prado todo el día

La mejor manera de imitar el campo es estar en él. Si dispones de terreno, no dudes en en usarlo. Todos sabemos que cuando vamos a montar y los recogemos del campo están sucios, allí les crece más el pelo, y alguna molestia más para nosotros, pero las ventajas de estar en el campo superan con creces a los inconvenientes, sobre todo, para su salud.

  • Disminuir las situaciones estresantes

Si no puedes apartar al caballo de situaciones estresantes como son la competición o los viajes, intenta paliarlas.

El destete es uno de los momentos de mayor estrés en la vida de un caballo, así que utiliza todos los recursos a tu alcance para prevenir la aparición de vicios de cuadra en esta etapa del potro.

  • La alimentación es tan importante en la prevención y tratamiento que merece un aparte.

Importancia de la alimentación del caballo en el tiro del oso

Otra de las diferencias de vivir en un box en lugar de en el campo es que la alimentación no es continua. Si observas a los caballos en libertad, verás que pasan la mayor parte del día pastando. El poco tiempo restante lo dedican a dormir o a interactuar entre ellos.

Su aparato digestivo se adaptó a esta ingestión de pasto de modo continuo y se segregan los ácidos del estómago también de modo continuo.

En el manejo de cuadras los cereales y piensos se administran 2 o 3 veces al día. Ya tenemos avanzado algún paso y hemos aprendido a suministrar el forraje antes que el pienso, pero muchos caballos saben que el pienso vendrá detrás, se ponen nerviosos y no comen el heno hasta después de tomarse el pienso.

El caballo recibe una sobrecarga de comida llenando su pequeño estómago en 2 o 3 ocasiones al día. Si recibe poco forraje, lo termina pronto y pasan horas con el estómago vacío. Además, en el box hay pocas cosas que hacer, así que el caballo se inventa un juego. Cuando descubre que este juego le genera placer, lo repite compulsivamente hora tras hora.

Por eso es fundamental suministrar mucho forraje (al menos el 70% de la dieta) y satisfacer las necesidades de masticación que tiene, se genere saliva que neutralice el ácido del estómago y además le proporcione entretenimiento.

En el mercado existen, además de los forrajes habituales, unos sustitutivos o complementos del forraje, de gran calidad, que proporcionan un extra de fibra para que te resulte sencillo mantener una alimentación continuada a lo largo del tiempo que se asemeje a la que tendría en el campo.

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre comportamiento equino con el hashtag #ComportamientoconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

***

Si te ha gustado este artículo compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

El lenguaje corporal de los caballos

Cuando pensamos en lenguaje, pensamos en sonidos, pero el caballo es capaz de hablar con todo su cuerpo. Por otro lado, los caballos emiten sonidos solo unas pocas veces al día, mientras que el...
Leer más >

Los caballos que se cuelgan

Un caballo que se cuelga, ¿tiene un problema de comportamiento real, o solo responde de modo natural a sus instintos? En el Blog de Pavo hablaremos de los caballos que se cuelgan, para que aprendas...
Leer más >