13 Junio 2023

Salud


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Estrés muscular del caballo: qué es y cómo prevenirlo

Tu caballo estaba entrenando bien y un día deja de rendir. No le notas cojeras ni dolor, pero está apático y ya no salta como lo hacía. Tal vez tuvo algún calambre o estuvo más rígido de lo normal, pero parece estar bien. Crees que está desmotivado o incluso vago, así que cambias las rutinas, pero sigue igual.

En el Blog de Pavo hablaremos del estrés muscular para que conozcas cómo se produce, proporcionándote información sobre su origen, medidas preventivas y la importancia de evitar lesiones más graves.

Qué es el estrés muscular

Decimos que un músculo o grupo de músculos sufre estrés cuando aparecen tensiones o microlesiones como resultado de demasiado esfuerzo en duración o en intensidad, o porque el caballo realiza un ejercicio para el cual no está preparado.

Aparece dolor, rigidez, limitación del movimiento, calambres o contracturas como manifestaciones visibles, pero también hay minidesgarros o distensiones no visibles.

Es importante tener en cuenta que el caballo no está siendo vago, sino que está experimentando agotamiento debido al estrés muscular. Es fundamental no confundir este agotamiento con el cansancio normal que puede experimentar un caballo después de un entrenamiento intenso. A diferencia del estrés muscular, el cansancio se recupera rápidamente.

Es estrés muscular se produce por cansancio repetido en el tiempo. Cuando el músculo sufre estrés, está predispuesto a lesiones más evidentes e incluso a enfermedades como la rabdomiolisis

Hay que tener en cuenta que el cansancio también afecta al sistema inmune, de modo que, cuando hay estrés muscular, es muy frecuente que se asocie con menores defensas, y la aparición de enfermedades infecciosas aumenta.

Los grupos musculares afectados pueden ser muy diferentes y dependen del tipo de ejercicio o esfuerzo solicitado.

Aunque el origen es un sobreesfuerzo, existen más condicionantes que influyen en que el proceso aparezca o no, y que cuando aparezca, sea diferente en intensidad.

Factores que influyen en el estrés muscular

Calentamiento y enfriamiento

El calentamiento prepara el músculo para el ejercicio mejorando el riego sanguíneo y la elasticidad.

El enfriamiento prepara los músculos para una recuperación adecuada.

Realizar mal cualquiera de los dos predispone al estrés.

Hemos hablado ampliamente de estos temas en el post Calentar y enfriar correctamente durante el entrenamiento del caballo.

No estar preparado

Es fundamental que el entrenamiento sea paulatino. No se puede pedir al caballo un esfuerzo para el cual no está preparado. De modo que, para prevenir el estrés lo mejor es adaptar el entrenamiento a la capacidad musculoesquelética del caballo.

Alimentación

El caballo de deporte tiene unos requerimientos especiales en proteínas, aminoácidos esenciales, energía, vitaminas y minerales. Una alimentación que resultaría completamente correcta para un caballo de actividad media puede ser deficiente para un caballo que realiza mucho ejercicio.

La proteína

Los caballos de deporte necesitan el doble de proteína que un caballo de ocio.

Energía

Es el combustible para el ejercicio. Si el caballo va a realizar más ejercicio, necesitará más combustible. Esto se consigue con un pienso de más energía, NO aumentando la cantidad de pienso.

     Ver sistema de estrellas de clasificación de pienso por valoración de la energía.

Las necesidades también aumentan respecto a otros nutrientes no solo para la correcta nutrición del músculo, sino para su protección ante lesiones y para su mejor recuperación.

Descanso

Durante el descanso se regeneran las células y los tejidos, y se reparan los daños musculares, impidiendo el acúmulo de lesiones.

También se eliminan las toxinas o desechos del metabolismo como el ácido láctico y se reduce la inflamación.

Permitir descansar no solo significa detener el ejercicio, sino proporcionar la infraestructura necesaria para que el caballo se relaje:

  • Espacio suficiente para que el caballo se mueva y ayude a sus estiramientos.
  • Cama blanda para que duerma tumbado y, por tanto, pueda desarrollar la fase de sueño profundo, que es cuando se activan los mecanismos realmente reparadores.
  • Poder relacionarse con otros caballos

 

Cómo prevenir el estrés muscular

Actuando sobre las causas:

  • Dedicando el tiempo necesario a calentar y enfriar.
  • Entrenando en el nivel adecuado para el cual el físico del caballo está preparado.
  • Haciendo incrementos pequeños y paulatinos en la cantidad de esfuerzo.
  • Acondicionando las instalaciones para un descanso profundo y reparador, tanto físico como mental.
  • Mejorando la alimentación, adaptándola a esas necesidades específicas.
  • Usando suplementos orientados al cuidado del músculo:
    • Pavo MuscleCare:para caballos que tienen o han tenido el problema.
    • Pavo Eplus: para caballos que no han tenido el problema, pero van a hacer grandes esfuerzos musculares.

Si te ha gustado este artículo sobre el estrés muscular del caballo, compártelo con los amigos a los que les pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Raul Rodriguez Rivera13-06-2023 12:21:27
Aunque sus productos no se consiguen en Puerto Rico pero con lo que puedo leer en sus publicaciones se aprende muchísimo así que muchas gracias y saludos
Equipo de piensos Pavo13-06-2023 16:17:04
Muchas gracias a ti, Raul.
Max Pacheco13-06-2023 20:34:05
Fisiológicamente no han desarrollado Pautas Regenerativas acorde Tipo, Intensidad y Duración entrenamiento??
Equipo de piensos Pavo14-06-2023 13:14:53
Hola, Max:
No entiendo la pregunta, ¿puedes ampliarla?

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Problemas de aplomos en potros: deformaciones angulares

Las deformidades angulares son enfermedades del crecimiento del potro que afectan a las articulaciones de las extremidades y producen desviaciones de los aplomos que podemos ver desde la parte frontal...
Leer más >

La yegua produce leche sin estar preñada, ¿galactorrea o leche de bruja?

Un día cepillando a la yegua nos encontramos con una ubre agrandada y que produce leche, pero nosotros sabemos que no está preñada porque no la hemos cubierto. En un primer momento...
Leer más >