07 Septiembre 2021

Nutrición


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Sistema de estrellas de Pavo para calcular el tipo de pienso que necesita el caballo de deporte

Tienes dos caballos concursando, uno en sociales y otro en GP, ¿les darías el mismo pienso?

En el Blog de Pavo hablaremos del sistema de estrellas para que puedas calcular fácilmente que tipo de pienso necesita tu caballo de deporte.

¿Qué es el sistema de estrellas para piensos de caballos?

El sistema de estrellas es un método de clasificación de piensos según su energía, que va desde 1 estrella para los de energía baja, 2 estrellas para energía media, hasta 3 estrellas para energía alta.

De este modo se puede reconocer fácilmente qué tipo de pienso necesita cada caballo de deporte según sus necesidades energéticas, es decir según el entrenamiento que tiene.

Para calcular las estrellas solo es necesario medir los tiempos de trabajo del caballo a distintos aires.

¿Para qué caballos es válido el sistema de estrellas?

El sistema de estrellas es válido para caballos montados que realizan ejercicio de manera regular al menos 3-4 días a la semana, es decir para caballos de deporte. Si el caballo trabaja de modo menos frecuente, pasaríamos a piensos de menor energía para caballos de ocio, no de deporte. Tampoco es un sistema válido para potros (menos de 30 meses) o yeguas de cría.

Calcular las estrellas del pienso para caballos de deporte en 3 pasos

1. Durante una semana apunta los tiempos de trabajo diario según el aire

No es fácil medir qué tiempos se dedican a cada aire, sobre todo en trabajos en pista en los que se alternan periodos de paso para que el caballo respire, se estire y recupere para un siguiente trabajo intenso. Así que un amigo que vaya apuntando mientras tú entrenas sin verte influido por el trabajo de medir tiempos, ayudará mucho.

Se trata de un ejercicio consciente de tiempos de entrenamiento que te ayudará a elegir las estrellas, pero también a planificar y medir progresos en los entrenamientos al no trabajar los aires de modo inconsciente. Porque si no establecemos unos tiempos para cada ejercicio, terminamos realizando los que más nos gustan y apartando aquellos en los que somos menos expertos o nos gustan menos.

Al medir los tiempos debemos incluir ejercicios en pista, pero también al aire libre, los desplazamientos y el caminador. No debemos incluir estar en libertad ni en paddock ni en el campo, aunque también caminen.

Ejemplo

Lunes: descanso

  • 0 minutos (paso):0 minutos (trote):0 minutos (galope o salto)

Martes: trabajo en pista

Calentamiento y ejercicios al paso 10 minutos, realizando trabajos al trote principalmente, alternando descansos al paso de 3 minutos y trabajos en galope de 2 minutos. Enfriar y estirar al paso, 10 minutos. En el total de la hora contabilizamos:

  • 30 minutos al paso: 20 minutos al trote: 10 minutos a galope

Miércoles: caminador 30 minutos al paso

  • 30:0:0

Jueves: trabajo en pista (similar al martes)

  • 30:20:10

Viernes: trabajo a la cuerda (10 minutos al paso para calentar: 20 trote: 10 galope repartidos en cada mano con descansos al paso)

  • 30:20:10

Sábado: paseo por el campo de 1 hora prácticamente al paso, con algo de trote y una pendiente a galope de trabajo.

  • 40:19:01

Domingo: repetición trabajo en pista

  • 30:20:10

2. Calcula la media de ejercicio diario

Sumamos los tiempos a cada aire y hacemos la media de los 7 días. Esto hace un total de 190 minutos al paso, 99 de trote y 41 de galope a la semana, lo que significa una media de 27 minutos al paso, 14 al trote y 5 minutos al galope en 1 hora de ejercicio.

  • 27:14:5

3. Compara con la gráfica de Pavo

Como ves, este caballo tiene una rutina de trabajo próxima a 1 estrella, en la que los periodos de paso son amplios para favorecer la recuperación entre ejercicios más intensos.

En la gráfica tienes también la valoración en porcentajes, por si tu caballo realiza entrenamientos superiores a una hora.

La cantidad de pienso de 1 estrella que debe de tomar un caballo de 600 kg es de entre 2 a 2,5 kg de pienso al día (1). Ya ves lo importante que es dar el pienso adecuado para que las cantidades en cada comida sean así de pequeñas, estamos hablando de menos de 1 kg si proporcionas 3 raciones al día.

Piensos 1* de Pavo:

A medida que el caballo tenga mejor forma física, los tiempos de paso necesarios para recuperar irán disminuyendo a favor de periodos más largos de trote o galope. Hasta que sus tiempos se parezcan más a 2 estrellas.

La cantidad de pienso de 2 estrellas que debe de tomar un caballo de 600 kg es de entre 2 y 3 kg al día (1).

Piensos 2* de Pavo:

A medida que el caballo tiene más exigencias deportivas, necesitarás cambiar a piensos más energéticos que impidan que adelgace y además que no perjudiquen su salud. A máximos rendimientos necesitaremos piensos de 3 estrellas.

Piensos 3* de Pavo

Si te ha gustado este artículo sobre el sistema de valoración de la energía del caballo de deporte basado en estrellas, compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

(1) Cantidades orientativas para una base con forraje de calidad y en una cantidad de al menos el 1,5 % del peso vivo del caballo.

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

La alimentación del caballo cuando entrena: problemas con el exceso de cereales

En la naturaleza un caballo pasta continuamente. Ingiere un alimento que es poco energético, pero lo hace durante mucho tiempo, por lo que las necesidades energéticas para su mantenimiento...
Leer más >

Alimentar a los caballos con aceites, ¿es bueno?

Las grasas vegetales (aceites) están en la alimentación del caballo de forma natural en pequeñas cantidades en forrajes y granos. Son diglicéridos, triglicéridos, esteroles,...
Leer más >