06 Abril 2021

Salud


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Problemas de aplomos en potros: deformaciones angulares

Las deformidades angulares son enfermedades del crecimiento del potro que afectan a las articulaciones de las extremidades y producen desviaciones de los aplomos que podemos ver desde la parte frontal o desde la posterior.

En el Blog de Pavo hablaremos de estos defectos de los aplomos para que puedas prevenirlos a tiempo.

¿Cuáles son los aplomos anómalos por deformidades angulares?

Valgo o varo:

  • En el potro valgo de carpos (rodillas), da la impresión de que los pies sobresalen hacia fuera y que las rodillas se juntan, formando una especie de X.
  • En el potro varo de carpos, ocurre lo contrario y da la sensación de que las rodillas se separan.

Lo mismo sucede en los valgo o varos de menudillos o tarsos (corvejones), pero a nivel de esas articulaciones.

¿Cómo se clasifican estas deformaciones de los aplomos?

Congénitas

Hay una confusión muy frecuente entre enfermedades congénitas y las hereditarias. Las hereditarias son aquellas ligadas a los genes, mientras que las congénitas son las que se visualizan cuando el animal nace, pudiendo ser hereditarias o no.

Existen enfermedades hereditarias (dependientes de genes) que se manifiestan mucho después del nacimiento y otras que lo hagan ya al nacer.

Los huesos largos comienzan a desarrollarse antes del nacimiento y un mal crecimiento durante la gestación puede dar lugar a que el potro nazca don deformidades angulares, que no tienen que ver con un defecto genético aportado por el padre o la madre, sino a una mala osificación de los huesos, enfermedades que alteran el flujo sanguíneo de la placenta o, incluso, mala posición del feto en el útero, entre la cual incluimos las gestaciones gemelares.

Algo parecido puede suceder en los huesos cortos como los de los carpos y tarsos.

Adquiridas

Son aquellas que desarrollan posteriormente al nacimiento y tienen 4 causas principales:

  • Trauma

Una lesión en la zona altera la circulación sanguínea y, por tanto, la nutrición del hueso que se está formando.

  • Mal escofinado de los cascos del potro

Los potrillos jóvenes (lactantes) suelen ser algo valgos, y es totalmente normal. A los 8-10 meses tienen un crecimiento muy rápido y las extremidades se enderezan por sí solas.

De modo que, si se intenta enderezar el aplomo demasiado temprano, puede suponer que cuando el animal alcance los 8-10 meses, se vuelva varo. Por todo eso, el profesional que realice el escofinado debe de estar muy formado en estas evoluciones del crecimiento de los potros.

Mientras que en un caballo adulto (ya osificado) la forma del casco va a depender de sus aplomos; en un potro en crecimiento, la forma del casco va a condicionar sus angulaciones, y sus angulaciones van a condicionar el casco. En esa retroalimentación podemos intervenir hasta que se cierran los cartílagos de crecimiento.

Por eso es muy importante escofinar el casco sin interferir el aplomo correcto del futuro caballo.

  • Exceso de ejercicio

Demasiado trabajo de las zonas de crecimiento produce una especie de “aplastamiento” de las capas celulares más activas en la formación de hueso.

Esto no significa que sea mejor confinar en un box a un potro. En condiciones normales, sacar al campo a los potros para que se ejerciten de modo natural y suave es muy positivo. Solo en casos de problemas de deformidades angulares de este origen, se recomienda reposo.

  • Alimentación desequilibrada en energía y minerales

Una dieta alta en calorías produce exceso de peso sobre las articulaciones, que sufren un “aplastamiento” similar al de exceso de ejercicio.

También se produce un rápido crecimiento del potro, una inestabilidad de la articulación y hasta epifisitis

Las dietas desequilibradas en minerales producen malas osificaciones.

La alimentación debe producir un crecimiento constante del potro, evitando los cambios de la velocidad de crecimiento, así como crecimientos demasiado rápidos o sobrepeso.

Diagnóstico diferencial de otros problemas articulares

El veterinario hará una exploración con el potro parado y en movimiento, así como radiografías que, conjuntamente, determinarán el tipo de lesión, el lugar donde se produce y el grado de desviación. Gracias a lo cual establecerá el pronóstico y el tratamiento.

Es muy importante actuar cuanto antes. Acudir a tiempo al veterinario significará una recuperación más rápida y un tratamiento más sencillo.

Tratamiento del potro afectado

  • Reposo en box

Cuando el origen es un exceso de ejercicio, deberemos meter al potro en el box.

  • Estabilización de la articulación

A veces será necesario la estabilización de la articulación mediante vendajes y férulas.

  • Escofinado terapéutico del casco

Puede ser necesario llamar al herrador para que escofine de modo correcto, ya que la deformidad hace que el casco se desgaste de forma inadecuada, que a su vez hace que se intensifique la deformación, a modo de circulo vicioso.

Es muy importante que lo haga una persona cualificada, pues el margen de error en el casco de un potro es mínimo, y ocasionar dolor en un potro con una deformidad significa acentuar el proceso.

  • Cirugía

Aquellas desviaciones que no han recibido tratamiento a tiempo, las que no responden a estos tratamientos más conservadores, o desviaciones importantes pueden necesitar cirugía ortopédica.

Prevención de los defectos angulares de aplomos en potros

Se basa en 4 pilares resumidos en el acrónimo SACA:

Como puedes ver, la alimentación es una parte muy importante.

Si te ha gustado este artículo sobre los defectos en los aplomos en los potros, compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre salud equina con el hashtag #SaludconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

***

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Fisioterapia equina: tipos de tratamientos y beneficios

La fisioterapia está consolidada como tratamiento de lesiones musculoesqueléticas en medicina humana desde hace bastante tiempo, pero en caballos parece que es ahora cuando se le da la importancia...
Leer más >

Uveítis recurrente: principal causa de ceguera en caballos

La uveítis recurrente o mal de la luna es la causa más frecuente de pérdida de visión total o parcial en los caballos. En el blog de Pavo hablaremos de la uveítis...
Leer más >