17 Septiembre 2019

Salud


¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Resistencia a la insulina en el caballo

Todos hemos oído hablar de diabetes, pero poco sabemos de la resistencia a la insulina y menos todavía de su relación con el ejercicio, la obesidad y la alimentación.

En el Blog de Pavo hablaremos de esta enfermedad en el caballo y de las complicaciones serias que puede acarrear.

¿Para qué sirve la insulina?

La insulina es una hormona producida en el páncreas que se encarga de regular los niveles de glucosa en la sangre.

Cuando las células necesitan glucosa emiten una señal que el páncreas capta y, entonces, segrega insulina al torrente circulatorio. Esta se une a unos receptores que hay en las células del organismo. La insulina funciona como una llave en una cerradura, permitiendo abrir la puerta para que la glucosa pase desde la sangre al interior de las células y estas puedan usarla, por ejemplo, en la contracción muscular.

Diferencias y similitudes entre diabetes y resistencia a la insulina

Existen dos tipos de diabetes: tipo I y tipo II.

Diabetes tipo I

El páncreas es incapaz de producir la insulina porque sus células están dañadas.

Diabetes tipo II

El cuerpo produce poca insulina, o aunque la produce en cantidad suficiente, no “funciona”.

En este último caso, la insulina, aunque se produce correctamente, no se puede unir eficientemente a esos receptores de las células, y su función de llave, que abre puertas, falla. La glucosa no puede pasar al interior de las células. A esto se le llama insulinorresistencia. Por lo tanto, es una de las diabetes del tipo II.

Pueden combinarse en distintas proporciones, de modo que, el caballo puede producir poca insulina y, además, ser insulinorresistente.

Las células siguen sin tener glucosa en su interior, a pesar de que hay gran cantidad en sangre, y continúan emitiendo señales al páncreas. Este prosigue liberando insulina para ayudarlas. Por este círculo vicioso, el nivel de insulina en sangre aumenta y aumenta (hiperinsulinemia).

Si los niveles altos de glucosa permanecen en el tiempo, induciendo a una producción de insulina continuada, pueden dar lugar a fallos en la producción de insulina y resultar insuficiente.

Esta es la principal diferencia entre diabetes tipo I, en la que no hay nada de insulina en sangre porque el páncreas no puede producirla; y la insulinorresistencia en la que los niveles de insulina varían: subiendo para intentar regular la glucosa, o bajando por agotamiento del páncreas.


La obesidad en el caballo predispone a padecer resistencia a la insulina

Prevención y tratamiento de la resistencia a la insulina en el caballo

Mantener el caballo en su peso ideal

Reducir el peso del caballo favorece la normalización de la actividad de la insulina. Debes de reducir su peso hasta el peso ideal.

Ejercicio regular y moderado

Los receptores de glucosa que hay en los músculos se activaban con “la llave” de insulina, pero también con el ejercicio muscular. Por lo tanto, establecer un ejercicio moderado y regular en el tiempo en aquellos caballos con resistencia a la insulina estimulará los receptores y facilitará la entrada de glucosa a las células.

Alimentos bajos en carbohidratos no estructurales

Debes de reducir todo los que puedas el uso de piensos ricos en carbohidratos no estructurales. Usa aquellos piensos que sean bajos en azúcares y almidón.

El contenido en azúcares del forraje depende del momento del corte, por eso debes de analizarlo y suministrar un forraje bajo en azúcares no estructurales, o sustituir parte del forraje por pulpa de remolacha sin melaza (más baja en azúcares que el heno). Es muy importante que sea sin melaza.

Quedan prohibidas las frutas por su alto contenido en azúcares, pero sobre todo en fructosa, que compite en el metabolismo de la glucosa aumentándola más todavía.

Procesos en los que aparece resistencia a la insulina de modo temporal

La resistencia a la insulina puede darse en circunstancias como la gestación (aunque es raro en la yegua), al administrar algunos fármacos, en situaciones de estrés y en el síndrome de Cushing (una alteración hormonal). Si el estrés y el suministro de fármacos se prolonga en el tiempo, una resistencia temporal a la insulina puede convertirse en crónica. Lo mismo sucede si no se consigue equilibrar el Cushing o reducir el peso del caballo obeso al peso ideal.

La resistencia a la insulina, cansancio y la laminitis

Los caballos con resistencia a la insulina no consiguen niveles suficientes de glucosa en el interior de las células, y por tanto no disponen de combustible para trabajar, así que son caballos eternamente cansados.

Pero esto no es lo peor. El gran peligro radica en que estos caballos padecen laminitis (infosura) con mucha más facilidad que cualquier otro caballo. Pueden tener procesos agudos muy evidentes, pero también laminitis más ligeras, que pasan desapercibidas porque el propietario achaca el negarse a trabajar a esa falta de energía que tuvo siempre y que incluso se asocia con vagancia.

Cuando a la resistencia a la insulina añadimos obesidad con depósitos grasos en determinadas zonas del cuerpo y episodios repetidos de laminitis, ya entramos en un cuadro de síndrome metabólico equino.


Resistencia a la insulina en el caballo (vídeo)

***
Sigue en Instagram todos nuestros artículos sobre salud equina con el hashtag #SaludconPavo

Instagram de piensos Pavo: @piensospavo

https://www.instagram.com/piensospavo

***

Si te ha gustado este artículo sobre la resistencia a la insulina en el caballo, compártelo con los amigos a los que le pueda resultar de ayuda.

No te quedes con dudas, envíanos tus comentarios y responderemos a tus preguntas.

¿Te gusta el blog de Pavo?

  

¡Suscríbite al blog!

Te avisaremos cada vez que publiquemos nuevo contenido

Consentimiento
Información básica sobre protección de datos

Compartir en:

Envíanos tu comentario

Maria18-09-2019 12:40:11
Alimentos raid
Jordi20-09-2019 03:19:06
Muy buenas, querria comentarles sobre mi potra. Tiene 4 años y le controlo mucho la comida por què no puedo controlar su peso, esta demasiado gorda comiendo 6-7 kg de heno, en redes para que le dure más. La dejo pastar en hierba normal que sale sola en un campo de vez en cuando no mas de una hora, la estoy enseñando poco a poco, le doy cuerda, me llebo a correr. Podria ser que fuera diabetica, como puedo saberlo y se puede ayudar de alguna forma a producir insulina? Está bien no tiene ningun problema para hacer ejercicio, muestra vagancia normalmente pero trabaja bien en el sentido de sus classes en doma natural siempre enseñandola des del juego.
Gracias de antemano, un saludo!
Equipo piensos Pavo20-09-2019 10:10:04
María, ¿nos podrías ampliar el comentario?
Un saludo
Equipo piensos Pavo20-09-2019 10:13:43
Hola Jordi:
Debes de llamar al veterinario para que haga una historia clínica y una exploración de tu caballo. También hará otra serie de pruebas de laboratorio, y según los resultados te prescribirá un tratamiento adecuado.
¡Gracias por escribirnos!
Un saludo

Nombre

Dirección de correo electrónico (no visible)

Mensaje


Posts relacionados

Osteocondrosis del caballo (osteocondritis, osteocondrosis disecante)

La Osteocondrosis en el caballo es otra de esas enfermedades ligadas a la domesticación. Cada vez queremos caballos más altos, más fuertes, más veloces y que además crezcan...
Leer más >

Cuidados del potro recién nacido

No hay nada más delicado (ni más fuerte a la vez) que un potro en sus primeros días de vida. En ellos parece que todo va bien o todo va mal, no hay término medio. En el Blog...
Leer más >